Cómo tratar las espinillas en los niños

Escrito por Carrie Perles
Mantén la piel de tu hijo saludable.
Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images

Si tu hijo tiene espinillas en su cara, estás probablemente desesperada buscando un tratamiento sin dolor. Si lo llevas a un dermatólogo, pueden utilizar una herramienta para exprimir las espinillas, pero hay remedios caseros disponibles que son menos dolorosos.

Cómo eliminar los puntos negros existentes

Aplica una pequeña cantidad de limpiador de ácido salicílico a un paño húmedo y tibio y haz espuma suave.

Enjuaga la cara de tu niño con agua tibia.

Frota el paño con el limpiador sobre la zona afectada en el rostro de tu hijo. Este limpiador exfolia y retira la piel muerta que obstruye los poros y hace que los puntos negros se formen.

Enjuaga la cara de tu niño con agua tibia.

Cómo prevenir las espinillas

Dale a tu niño de 6 a 8 vasos de agua al día. Esto va a hidratar la piel de tu hijo y evitará la acumulación de bacterias que puedan conducir a la formación de espinillas.

Evita darle a tu niño alimentos y bebidas azucaradas, tales como dulces, refrescos o alimentos con alto contenido en hidratos de carbono refinados tales como papas fritas o pan blanco.

Proporciona a tu hija productos cosméticos que no sean a base de aceite, si ella usa maquillaje.

Anímalo a hacer ejercicio con regularidad. El ejercicio puede curar algunos problemas de acné al incrementar la circulación de oxígeno en sangre en la piel.

Trata a tu hijo con un facial ocasional para limpiar los poros y sanar su piel.

Consejo

Anima a tu hijo a lavarse la cara después del ejercicio vigoroso, así como una o dos veces durante el día.

Si los puntos negros permanecen después del tratamiento, trata de usar miel en un paño húmedo en vez de limpiador ácido salicílico. Tu hijo tendrá que mantener la miel en la cara durante diez minutos antes de enjuagar.

Advertencias

No frotes demasiado fuerte para limpiar la cara de tu hijo. Esto puede causar que empujes las espinillas más profundas en la piel, poniéndolas en riesgo de infección.