Cómo tratar las enfermedades y la erupción por calor

Escrito por Amber Keefer

Aunque las personas de cualquier edad pueden contraer erupción por calor, la afección es más común entre los niños pequeños. Los síntomas incluyen picazón, escozor o piel espinosa. El exceso de calor y el sol pueden causar otras enfermedades relacionadas al calor también, algunas de las cuales pueden ser graves o incluso mortales. Si sigues estos pasos serás capaz de reconocer y tratar los síntomas de enfermedades relacionadas al calor en su aparición temprana.

La mejor manera de tratar la erupción por calor es permanecer fresco y mantener la piel seca. Vé a un cuarto con aire acondicionado o toma una ducha fría o un baño. Deja secar la piel al aire y luego aplica una loción de calamina o una crema de hidrocortisona de venta libre para aliviar la picazón.

Aplica una compresa fría o una loción hidratante para casos leves de quemadura de sol. Puedes también obtener alivio mediante la inmersión del área quemada por el sol en agua tibia. Las quemaduras más graves o con ampollas pueden requerir atención médica.

Evita la actividad vigorosa y el ejercicio durante los periodos más calurosos del día. Mientras que el sudor es el mecanismo del cuerpo para enfriarse, si sudas profusamente, el cuerpo pierde sal y los calambres en los brazos y las piernas pueden ocurrir. Descansa y rehidrátate con agua, jugos de frutas diluidos o bebidas deportivas para restablecer el equilibrio de electrolitos del cuerpo. También puedes picar nueces saladas o galletas.

Si comienzas a sentirte mal después de haber estado en el sol caliente demasiado tiempo, puedes estar sufriendo de agotamiento por calor. Inmediatamente muévete a la sombra o a un cuarto con aire acondicionado. Afloja tu ropa y pasa una esponja a tu piel con agua fría. Bebe líquidos y descansa.

La insolación es una emergencia médica. Llama al 911 inmediatamente. Toma medidas para reducir rápidamente la temperatura del cuerpo al soplar el aire fresco sobre la persona y rociándola con agua fría o envolviéndola sin apretar en toallas o sábanas mojadas.

Consejo

Si bien los síntomas de agotamiento por calor incluyen sudor abundante y frío, la piel sudorosa, en casos de insolación la persona realmente detiene la sudoración y la piel está caliente y seca al tacto. Durante los períodos de calor extremo y humedad, es fundamental mantenerte bien hidratado. Bebe un vaso de 8 onzas de agua cada media hora. No esperes hasta tener sed para beber.

Advertencias

Más personas en riesgo de enfermedades relacionadas al calor son las que están gravemente deshidratadas, sufren enfermedades crónicas, están a dieta, toman ciertos medicamentos o están en mal condición física.