Cómo tratar las cicatrices y hoyos de espinillas

Escrito por Megan Richardson

Los espinillas son manchas oscuras que aparecen en la piel cuando los poros se tapan. Muchas personas cometen el error de eliminarlas incorrectamente apretándolas, lo cual da como resultado cicatrices u hoyos profundos en la piel. Estas cicatrices pueden ser tan notables como las espinillas mismas, así que es importante eliminar las cicatrices a través de métodos de exfoliación y apretando los poros.

Salpica agua caliente en tu cara y luego exprime una cantidad de exfoliante facial en tu mano del tamaño de una moneda. Masajea el exfoliante sobre tu cara para desprender las capas de la piel con cicatrices.

Empapa un algodón en jugo de limón. Frótalo en tu cara para apretar los poros. Estos poros apretados hacen que las cicatrices y hoyos de espinillas sean menos notables.

Mezcla una cucharadita de jugo de limón y 1 de aceite de maní. Aplica la mezcla a tus cicatrices y déjala actuar durante 15 minutos. Elimínala con agua y un limpiador facial suave.

Seca suavemente tu cara con una toalla limpia y mullida.

Utiliza este tratamiento una vez al día o cuantas veces sea necesario para reducir las cicatrices y hoyos de las espinillas.