Cómo tratar las aftas o úlceras bucales con sal

Escrito por Traci Joy
Salt for canker sores

Las aftas no son sólo antiestéticas y embarazosas, también pueden ser muy dolorosas. A menudo se las confunde con las herpes, pero mientras que estas son causadas por un virus, las aftas son producto, por lo general, de la irritación que producen los cepillos dentales, los alimentos condimentados, agrios o dulces, las alergias a algún alimento, la deficiencia de minerales y vitaminas e, incluso, el estrés. Pueden tardar hasta dos semanas en desaparecer, pero con uno de estos simples métodos, puedes tratarla y acelerar el proceso de curación.

Calienta una taza de agua en el microondas durante un minuto o en la estufa. Espera a que se enfríe un poco.

Añade dos cucharaditas de sal al agua y revuélvela.

Coloca la mezcla en la boca y realiza un enjuague durante dos minutos, asegurándote de que esté en contacto con el afta. Después del enjuague, escupe la solución de sal, no la tragues. Repite este proceso tres veces al día.

Slices of lime

Corta una lima en rodajas y vierte 1/2 cucharadita de sal en un plato.

Apoya la rodaja de lima en la sal y colócala directamente sobre el afta. Sosténla en ese lugar durante un minuto. Este proceso te producirá una sensación de quemazón, pero estimulará la curación. Haz esto dos veces al día hasta que el afta desaparezca.

Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio, una pizca de sal y agua caliente suficiente como para formar una pasta. Aplícala sobre el afta y déjala hasta que se seque. Enjuágala con agua salada tibia.

Consejo

Si el problema lo sufre un niño, diluye la sal antes de aplicarla sobre el afta para evitar el dolor.

Advertencias

Asegúrate de que el agua esté lo suficientemente tibia para no quemarte cuando te enjuagues la boca.