Cómo tratar la tendinitis en la mano

Escrito por Meadow Milano
Puedes aliviar los síntomas de la tendinitis.
AustralisPhotography/iStock/Getty Images

La tendinitis en la mano es una afección causada por el uso excesivo y la tensión. Causa inflamación, dolor, insensibilidad y hormigueo en las manos y las muñecas. El movimiento puede ocasionar dolor y limitar el rango de funcionamiento. Quizás también hayas escuchado un sonido de crujido cuando mueves la mano. Necesitarás visitar a tu doctor para tener un diagnóstico definitivo de la tendinitis antes de comenzar el tratamiento. Después de que recibas el diagnóstico, hay pasos que puedes seguir para tratar esa condición y aliviar los síntomas.

Visita a tu doctor. Cuando sientas dolor, insensibilidad y hormigueo en tu mano o muñeca, tu doctor necesitará diagnosticar la causa. Te hará una revisión física y quizás te recomiende sacarte una placa de rayos X. Asegúrate de decirle si pasas mucho tiempo en la computadora o haces un trabajo que requiere movimientos repetitivos de la mano. Estos factores pueden contribuir a que desarrolles tendinitis en la mano y pueden ayudar a tu doctor a hacer un diagnóstico.

Pregúntale a tu doctor sobre la medicación para aliviar el dolor. La tendinitis puede ser muy dolorosa y puede limitar tu capacidad para realizar las actividades diarias. Tu doctor puede recetarte un antiinflamatorio que disminuya la hinchazón de los tendones y alivie el dolor. También puede prescribirte un narcótico, que no te ayudará con la inflamación, pero funcionará bien con el dolor. Nunca conduzcas cuando tomes medicación para el dolor, ya que puede causar somnolencia y confusión.

Pregunta sobre las inyecciones de esteroide. Las inyecciones de corticosteroide pueden reducir dramáticamente el dolor y la hinchazón de la tendinitis en la mano. A menudo, las inyecciones funcionan mejor que los calmantes orales y pueden ser la opción preferida para las personas que no toleran los efectos secundarios de los calmantes, como el malestar estomacal y la somnolencia.

Inmoviliza tu mano usando una tablilla o una férula. Si descansas tu mano con una férula, no estará sometida a movimientos repetitivos y tendrá oportunidad de sanar. Una tablilla otorga apoyo a la mano y a la estructura de la muñeca para dar estabilidad y comodidad.

Pon hielo en tu mano. El hielo ayuda a reducir la inflamación. Usa un paquete o una bolsa de hielo durante 15 a 20 minutos por lo menos tres veces por día. No dejes que el hielo entre en contacto directo con tu piel, ya que podría dañar los tejidos. Pregunta a tu doctor si debes aplicar calor en lugar de hielo.

Consejo

Puedes comprar una tablilla o una férula para la mano en una tienda de productos médicos, o tu médico puede colocarte una. Asegúrate de que la tablilla o la férula sea cómoda antes de usarla.

Advertencias

Si sientes mucho dolor en tu mano o muñeca, o si sientes hormigueo o insensibilidad, busca atención médica inmediatamente. Un exceso de dolor, insensibilidad y hormigueo en las extremidades puede ser señal de una enfermedad neurológica o cardíaca.