Cómo tratar la piel seca, agrietada y las peladuras de los pies naturalmente

Escrito por Melynda Sorrels
Los pies agrietados y descamados pueden causar gran incomodidad.
feet image by Mat Hayward from Fotolia.com

Cuando la piel de tus talones se seca, puede dar lugar a dolorosas grietas y descamación, comúnmente conocidas como fisuras o grietas del talón. Estas grietas en la piel permiten el acceso a bacterias que pueden causar infecciones, haciendo que la incomodidad sea peor. Si tus pies están agrietados y descamados, puedes buscar una manera natural de tratar esta situación y el malestar que la acompaña. Con unos remedios simples, puedes volver a tener tu piel más suave y mucho menos dolor.

Hidrata tus pies con frecuencia. Aplica una crema hidratante o vaselina, lo que te ayudará a agregar y retener la humedad, luego debes cubrir tus pies con calcetines de algodón suave. Esto lo debes realizar durante todo el día, como así también inmediatamente antes de irte a la cama. El aceite vegetal puede ser utilizado en lugar de la loción hidratante y te dará el mismo resultado. Haz esto consistentemente, todos los días, para ver una mejoría notable.

Lávate los pies todos los días con un jabón antibacteriano para ayudar a limpiar las bacterias de las grietas en la piel, para prevenir infecciones dolorosas. Seca los pies con un paño suave o una toalla limpia y seca suavemente, con palmaditas.

Usa una piedra pómez para frotar suavemente las células muertas de la piel y reducir al mínimo las áreas de piel endurecida que podrían agrietarse. Haz esto cuando tus pies estén secos, antes de lavarlos o hidratarlos. Si experimentas cualquier dolor, detente inmediatamente.

Remoja tus pies en jugo de limón diluido para ayudar a suavizar la piel. Puedes hacer esto tan a menudo como quieras, pero asegúrate de hacerlo por lo menos una vez a la semana de 10 minutos a una hora para ver resultados consistentes.

Bebe mucha agua y evita la cafeína y el alcohol, ya que pueden provocar que tu piel se reseque, haciendo que la condición empeore. Bebe por lo menos ocho vasos de agua todos los días.

Consejo

Si la piel seca persiste a pesar de tus intentos de deshacerte de ella, consulta con tu médico o podólogo sobre las posibles causas y tratamientos.

Advertencias

No te rasques la piel muerta, ni intentes cortarla con unas tijeras. Puedes cortar demasiada piel, lo que puede ser aún más doloroso y provocar un mayor riesgo de infección.