¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Cómo tratar la piel del rostro con picazón y que se siente como cuero

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 21, 2018

Es posible que en algún momento sufras de resequedad en la cara con picazón y sensación de que la piel está endurecida, escamosa y áspera.

Esto puede ser una señal de que tienes una afección subyacente que afecta la flexibilidad e hidratación de tu piel.

Para tratar efectivamente la resequedad en la cara y esa fea sensación de que la piel se siente como cuero al tacto, es importante saber qué puede estar causando el cambio en tu piel.

Lee también: ¿Cómo exfoliar y limpiar la piel del rostro?

Ciertas afecciones, tales como la psoriasis, el eczema y el hipotiroidismo pueden cambiar la textura de la piel y causar que pique, se inflame o se haga más áspera y dura.

¿Qué podría estar provocándome resequedad en la cara?

Una de las posibles causas de piel seca, endurecida y con picazón es una dolencia en el funcionamiento de la glándula tiroides.

A veces, los niveles de producción de hormonas por parte de esta glándula pueden ser muy bajos, condición llamada hipotiroidismo, lo que puede provocar un engrosamiento de la piel, resequedad y picazón.

Consulta a tu médico o naturópata para ver si un examen de la tiroides puede ser adecuado para ti y de ser positivo, deberás iniciar un tratamiento con fármacos para regular esta condición.

Otra razón a tomar en cuenta es la posibilidad de haber desarrollado una afección en la piel, como la psoriasis, condición en la cual se produce un exceso de células en la capa superior de la piel.

Esto da lugar a engrosamiento de la piel, picazón y sequedad con aspecto de parches escamosos en diversas zonas del cuerpo, incluyendo el rostro.

Si se te diagnostica esta condición, puedes controlar sus síntomas con el uso de varias cremas recetadas por un dermatólogo.

¿Cómo tratar la resequedad en la cara y la picazón?

Cambia los productos de cuidado de tu piel. Algunas cremas faciales y geles contienen sustancias que la irritan y que pueden causar irritación tópica. En esta circunstancia, la piel adquiere una condición seca y áspera, con enrojecimiento y picazón.

Si crees que es posible que tengas sensibilidad a una crema o loción para la piel que estas usando, sustitúyela por otra diseñada para pieles sensibles, las cuales no contengan ingredientes irritantes.

Si tu piel ha tenido una exposición excesiva al sol, puede ponerse roja, seca, con picazón y dolor. Si sospechas que una quemadura de sol puede ser la causa de los problemas de tu piel, deberás usar protector solar todos los días para evitar que tu piel se dañe aún más.

Evita los detergentes. Algunos detergentes contienen productos químicos muy fuertes que pueden causar una erupción sobre la piel facial sensible. Cambiando a un detergente libre de fragancia puedes eliminar estas erupciones inducidas por la alergia.

Dale a la piel de tu cara un tratamiento de hidratación profunda. Para el tratamiento de la piel coriácea, irritada y seca, aplica una capa de aceite de rosa mosqueta y déjala reposar sobre la misma durante 10 minutos.

El aceite de rosa mosqueta es altamente emoliente y puede aflojar, hidratar y suavizar la piel, gracias a que contiene ácidos grasos esenciales como el ácido omega 6 y omega 3, ácido linoleico, antioxidantes y vitaminas A, C y E.

Después de 10 minutos, limpia suavemente el aceite con una toallita húmeda. Vuelva a aplicar hasta tres veces por día.

Si tu piel es de por sí naturalmente seca, deberás usar productos a base de ingredientes que estimulen la retención de agua en la epidermis, como son el ácido hialurónico y la niacinamida.

El ácido hialurónico es un componente del colágeno presente en la piel, donde funciona como agente hidratante y lubricante, ayudando a estos tejidos a adaptarse a los cambios de forma, tensiones y volumen que ocurren con el movimiento del cuerpo.

La niacinamida es una forma de vitamina B3 que se encuentra en muchos alimentos como la levadura, carnes y huevos, frijoles y cereales, pescado, leche y verduras.

Te recomendamos leer: Humectantes para piel que envejece

También son útiles para este caso los que contienen glicerina y dimeticona, también usados para el alivio de arrugas y la hidratación de la piel.

Si adicionalmente tu piel es sensible, usa humectantes sin fragancia.

Por otra parte, aunque tu piel sea naturalmente grasa, si estas presentando estos problemas de endurecimiento y picazón deberás usar cremas hidratantes para suavizarla y humectarla. Esto es especialmente necesario si sufres de acné.

En tu caso puedes usar humectantes ligeros libres de aceites, que evitarán el bloqueo de los poros causante del acné.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.