Cómo tratar la picazón causada por la ortiga

Escrito por Alexis Rohlin
Las ortigas tienen hojas aserradas.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La ortiga es una planta herbácea que produce veneno para protegerse. Cuando accidentalmente te rozas contra esta planta de hojas aserradas, sus pequeños pelos, que se encuentran en el revés de las hojas y en el tallo de la planta, se desprenden y se alojan en la piel donde liberan ácido fórmico, una histamina que causa una reacción alérgica dolorosa. El ácido fórmico es un poderoso irritante que hace que la piel se hinche o se inflame, se ponga roja, se formen ronchas blancas y produce ardor y picazón severo. Afortunadamente, hay maneras naturales para tratar la irritación.

Mira si no tienes algunos pelitos espinosos en la piel o si puedes sentirlos en la zona afectada. Coloca cinta de enmascarar sobre la piel enrojecida o inflamada, presiona la cinta y luego retírala rápidamente para eliminar los pelos. Esto evitará que los pelos de la ortiga te irriten la piel más de lo que ya está.

Haz una pasta con dos cucharadas de bicarbonato de sodio y dos de agua. Frota la pasta sobre las zonas de la piel que entraron en contacto con la ortiga. Deja la pasta sobre la erupción por 30 minutos. Lava las zonas con agua tibia y jabón y luego seca.

Aplica una cantidad generosa de loción de calamina o gel de aloe vera sobre la zona irritada para calmarla.

Consejo

Otro remedio natural para probar, si aún sientes un intenso ardor y picazón, es verter vinagre blanco sobre la piel afectada y secarla. Si esto no ayuda, visita a tu médico para que te recete esteroides que te calmarán la hinchazón y el enrojecimiento del área y ayudaran a sanarla.