Cómo tratar la madera contrachapada marina

Escrito por Evelyn Trimborn

La madera contrachapada de calidad marina difiere de la de calidad común o de la de calidad externa en una serie de formas. La madera contrachapada marina generalmente contiene un gran número de láminas o capas por un cuarto de pulgada de grosor de la madera, y menor cantidad de nudos que los otros dos tipos de chapado. Sus láminas están unidas con pegamento resistente al agua. La madera contrachapada náutica necesita ser tratada para evitar la saturación del agua y su consecuente putrefacción. El tratamiento es el proceso a través del cual se coloca una o varias capas protectoras para evitar que la madera se dañe o se deteriore por la presencia de hongos, insectos o humedad. Hay varios pasos para tratar la madera contrachapada marina con el fin de aumentar su durabilidad y protegerla de los elementos, y de crear una capa uniforme para que la pintura corra fácilmente sin irregularidades en su absorción.

Coloca el primer contrachapado sobre los caballetes. Examínalo cuidadosamente con tus manos para buscar cualquier nudo elevado u otra irregularidad en la madera. Déjalo bien liso con el papel de lija grueso, ya sea manualmente o con la lijadora eléctrica.

Lija todo el contrachapado suavemente de ambos lados y a lo largo de los bordes para suavizar cualquier irregularidad y para darle a la pintura látex algo a lo que adherirse.

Mezcla bien la pintura látex. Pruébala con tu pincel en una pequeña porción de madera. Si parece demasiado gruesa o no corre suavemente de una vez, dilúyela con el diluyente para pintura látex náutica. Pruébala hasta lograr la consistencia deseada, que debería ser aquella que te da una buena cobertura, sobre y en cualquier pequeña imperfección o de las vetas de la madera.

Pinta el primer lado del contrachapado en pequeñas zonas, concentrándote en lograr una capa fina, uniforme y con una buena cobertura.

Deja que la hoja de madera contrachapada se seque por al menos un día.

Da vuelta el contrachapado y repite el paso 4. Una vez que hayas terminado de tratar la parte superior de la madera, haz lo mismo con los bordes cuidadosamente.

Deja que el chapado se seque por un día antes de tocarlo y por al menos una semana antes de agregarle una capa de barniz epoxi para sellar completamente la madera.

Repite los pasos 4 a 7 con cada hoja adicional de madera contrachapada que quieras tratar.

Consejo

El tratamiento de la madera se conoce también como imprimación de madera o como colocación de una lámina interna o sellador. Puedes usar más de un par de caballetes si quieres pintar más de una hoja de contrachapado al mismo tiempo. Si tu chapado parece muy picado, desigual o irregular, puedes repetir este proceso para cada hoja dándole una segunda capa. Déjalo secar por 6 horas entre capas.

Advertencias

No compres ni uses ningún chapado marino que contenga curvaturas o rizos evidentes. Asegúrate de imprimar tu madera cuidadosamente alrededor de cualquier agujero hecho para conectar hardware o fijaciones. Cuando trates el contrachapado, ten en mente que la temperatura y la humedad afectarán la consistencia de la pintura, así como también el tiempo de secado de la misma. Pinta la madera contrachapada en un área bien iluminada y ventilada. Cuando elijas una resina epoxi, asegúrate de que sea compatible con las pinturas marinas que estás usando y planeando usar para la capa exterior decorativa.