¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo tratar la costocondritis

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada August 24, 2018

Sentir dolor en el pecho, a la altura del corazón, enciende las alarmas y genera más de un susto. Es que, muchas veces, el dolor que genera la costocondritis, o síndrome de Tietze, puede ser muy parecido al que aparece previo a un ataque cardíaco.

En esta patología, el corazón, afortunadamente, no está involucrado. Se trata de una inflamación del cartílago que se encuentra en el punto donde las costillas superiores se unen con el esternón.

El esternón es el hueso que "sobresale" en la parte central del pecho, y se ubica desde la base de la garganta hasta el estómago. Las articulaciones costoesternales son las encargadas de unir las costillas al esternón. Es precisamente en esas articulaciones donde la costocondritis se hace presente.

¿Es peligrosa la costocondritis?

Especialistas del Rady Childrens Hospital, de San Diego, California, en los Estados Unidos, señala que la costocondritis puede doler bastante, pero suele ser completamente inofensiva. En la mayoría de los casos, desaparece por sí sola en el transcurso de una semana. En caso de que se extienda por más tiempo, es recomendable visitar al médico para realizar estudios que confirmen si existe otro tipo de lesión adyacente.

Es más frecuente en mujeres que en hombres y no discrimina por edades. Por lo general, se desconoce su origen, aunque se estima que algunos factores pueden ser determinantes para la presencia de la costocondritis, como:

  • Lesión torácica.
  • Sobrecarga de ejercicio.
  • Levantar objetos muy pesados.
  • Infecciones virales respiratorias.
  • Esfuerzo por tos.
  • Infecciones tras cirugías o a causa del uso de fármacos por vía intravenosa.
  • Algunos tipos de artritis (como la reumatoidea).
  • Espondilitis anquilosante.
  • Síndrome de Reiter.

Te puede interesar: ¿Por qué me duele el pecho después del entrenamiento?

¿Cómo sé si tengo costocondritis?

Los principales síntomas de la costocondritis son dolor en el lado izquierdo del esternón de tipo agudo y punzante, a veces con sensación de presión. Suele afectar a más de una costilla y se hace más fuerte al respirar, toser o estornudar.

Estos dolores tienen intervalos de mayor presencia, por lo que muchas veces interfieren en la realización de las actividades cotidianas. Hasta incluso hace difícil tener un buen descanso por las noches.

Si bien los síntomas suelen causar susto, debido a su similitud con el aviso de un ataque cardíaco, existen diferencias entre uno y otro. Por ejemplo, el dolor en el corazón se extiende más allá del pecho, como puede ser en brazos y cuello, mientras que la costocondritis tiene dolor focalizado en el pecho.

Para comprobar este tipo de lesión, además del interrogatorio médico y un examen físico, se pueden solicitar diversos estudios, que también ayudarán a descartar las sospechas de otras enfermedades:

  • Radiografía de tórax. 
  • Análisis de sangre.
  • Electrocardiograma.
  • Endoscopia o radiografías con contraste del esófago y el estómago. 
  • Escáner óseo. 

Te puede interesar: ¿Levantar pesos pesados puede causar dolor en el pecho y taquicardia?

Tratamiento para la costocondritis

Debido a que por lo general la costocondritis desaparece sola en cuestión de días, las recomendaciones irán dirigidas a aliviar el dolor durante ese período de tiempo. Para eso, se pueden realizar aplicaciones intervaladas de compresas calientes y frías y, por supuesto, evitar cualquier actividad que pueda potenciar los síntomas.

Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno o el naproxeno, son también un buen aliado para ayudar a paliar los dolores. Si el dolor es más intenso, resultan efectivas las inyecciones de anestesia local y cortisona dentro de la articulación inflamada.

También se podrá sugerir realizar fisioterapia para el alivio de los dolores.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las causas de un dolor en el centro del pecho?

¿Se puede prevenir la costocondritis?

Al desconocerse su causa, es muy difícil (o imposible) prevenir su aparición. No obstante, existen algunas medidas que pueden ayudar a no "forzar" su presencia:

  • Si se realiza ejercicio físico, hacerlo con la supervisión de un profesional preparado.
  • Evitar levantar o transportar objetos demasiado pesados.
  • Los estudiantes que transportan a menudo mochilas cargadas de libros suelen tener un riesgo aumentado de padecer costocondritis, por lo que se recomienda utilizar mochilas rodantes en estos casos, o bien repartir el peso de manera equitativa (no colgarse la mochila de un solo brazo).

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.