Cómo tratar la coccidiosis felina

Escrito por Jessica Schira

Los coccidios son protozoos unicelulares que pueden atacar el tracto intestinal de los gatos. Se encuentran, típicamente, en gatitos y cachorros menores de 6 meses, debido a que su sistema inmunológico no está lo suficientemente desarrollado para combatir el crecimiento continuo de dichos protozoos. En los raros casos en que los coccidios se encuentran en gatos adultos, usualmente se debe a que su sistema inmunológico se encuentra deprimido debido al estrés o a una enfermedad o herida previa. La diarrea crónica es un síntoma de la presencia de coccidios. Esto es raramente fatal, salvo que el gatito sea muy joven y la diarrea sea tan severa que se deshidrate gravemente. Los coccidios tienen un período de incubación de 13 días.

Reduce el estrés de los gatitos ya que esto puede empeorar el cuadro de coccidiosis. Los gatitos se estresan por una variedad de causas. Si estás criando más de uno, podrás notar que uno es más dominante que el otro. Este dominio puede ser tan malo que el gatito más sumiso puede no tener lo suficiente como para comer o sentirse constantemente amenazado. Algunos gatos se estresan, además, por las visitas, niños pequeños o ruidos fuertes.

Lleva a tu gatito al veterinario para que le recete la medicación para tratar la coccidiosis.

Mantén tu gato hidratado asegurándote que siempre tenga acceso a agua limpia. Si éste se muestra un poco indispuesto y sospechas que está un poco deshidratado, retuerce una pequeña parte de la piel del cuello. Cuando sueltes la piel, esta debe volver a su posición anterior en menos de tres segundos. Si la piel permanece retorcida, lleva a tu gato al veterinario para su tratamiento.

Higieniza todos los elementos de tu gato con una solución de amoníaco diluido al 10 por ciento.

Consejo

Asegúrate que su baño se mantenga limpio y de que tu nuevo gatito se mantenga apartado de otros gatos que hayan sido diagnosticados con coccidiosis. El tratamiento de la coccidiosis puede tomar de una a tres semanas, dependiendo de la seriedad del caso.