Cómo tratar el acné con miel

Escrito por eHow Contributor
Trata el acné con miel.
nitrub/iStock/Getty Images

La miel es muy útil para el tratamiento del acné debido a sus propiedades antibacteriales y antiinflamatorias. A diferencia de muchos medicamentos de venta libre y de prescripción médica que pueden secar e irritar la piel, la miel es suavizante y puede ser aplicada en forma tópica y consumida también. Con los siguientes pasos aprenderás cómo tratar el acné con miel.

Prepara una máscara limpiadora con miel y aceite de almendra para combatir el acné y prevenir futuros brotes. Mezcla 1 cda. de aceite de almendra con dos cucharadas grandes de miel natural. Aplica una capa delgada del limpiador en la zona afectada, masajeando suavemente con movimientos circulares. Deja que el limpiador se asiente por media hora y enjuaga con agua tibia y un paño suave.

Agrega unas gotas de jugo de limón a la mezcla para piel grasa. Comienza con una pequeña cantidad y aumenta dependiendo de la oleosidad de la piel.

Usa tu tratamiento de miel y aceite de almendra diariamente para mantener la piel libre de acné y tener un cutis saludable.

Guarda tu tratamiento de miel en el refrigerador. La miel y el limón no se estropearán, sin embargo el aceite de almendra es muy perecedero.

Consejo

Compra la miel, el aceite de almendras y el limón en una tienda de alimentos naturales para evitar químicos nocivos y azúcares agregados. Cuanto más puros sean los ingredientes más bonita se verá tu piel. Come una cucharada grande de miel a diario. La miel natural puede ser agregada al té de tu desayuno, o comida como un dulce en su estado puro. El aceite de almendras puede ser algo costoso. Si tu presupuesto es ajustado, prepara tu tratamiento para acné sin el aceite de almendras, mezclando sólo la miel natural y el limón. En este caso, no necesitas guardar la mezcla en el refrigerador.