Cómo tragar una cápsula con facilidad

Escrito por Rebecca Nardis
Traga fácilmente las píldoras, siguiendo algunos pasos sencillos.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Es posible que hayas pasado por la experiencia de haber ido a una consulta con tu médico y que te haya prescrito una píldora para tragar que tuviera el aspecto de algo que fuera imposible de llegar a tu esófago. O, tal vez elegiste un suplemento multivitamínico de lo cual luego te arrepentiste al ver su tamaño. Tragar píldoras no tiene por qué ser un evento que induzca a la ansiedad, si sigues algunos simples pasos.

Prepara algún tipo de bebida. Puede ser agua, pero es preferible el jugo porque tiene un efecto de deslizamiento. Los jugos de piña, durazno o damasco tienen la mejor consistencia. No trates de tragar la píldora sin líquido, pues lo más probable es que se te quede pegada en algún lugar de la boca. También puedes optar por tomar una cucharada de postre blando o de yogur después de haber bebido un poco de jugo, para que la píldora baje.

Mantén la cabeza mirando hacia delante. Trata de no inclinarte ni hacia delante ni hacia atrás, puesto que puedes limitar la posibilidad de que la píldora descienda. Abre bien la boca y coloca la píldora en la parte trasera de tu lengua, para que la distancia que tenga recorrer sea la más corta. Cierra un poco la boca, pero no por completo, pues si lo haces tu paladar cambiará la posición de la píldora.

Relaja la garganta y los músculos del cuello. Bebe un sorbo de líquido como lo haces habitualmente y traga la píldora. Algunas personas prefieren beber el líquido con una pajilla para angostar la legua y concentrar el líquido y la píldora hacia la parte trasera de la garganta.

Consejo

Si la píldora se atasca en su recorrido descendiente, bebe más líquido de inmediato.