Cómo tonificar tus piernas y glúteos durante el embarazo

Escrito por Contributor

¡Practica estos ejercicios y podrás usar esos shorts con orgullo hasta la fecha de parto!

Camina. Un andar rápido (o lento) ejercita tus piernas y glúteos mientras que realizas ejercicio cardiovascular. Comienza despacio e incrementa gradualmente la velocidad. Escucha a tu cuerpo y evita excederte.

Recuéstate de costado y coloca una pierna sobre la otra. Levanta la pierna superior y mantén tu pie en un ángulo de 90 grados con respecto a la pierna. Concentra el esfuerzo en tus caderas y los músculos externos del muslo. Mantén esa posición durante cinco segundos. Baja lentamente la pierna y repite el movimiento diez veces. Ahora gira y trabaja del otro costado. Comienza con una serie de diez repeticiones e incrementa gradualmente el ritmo hasta llegar a cinco series.

Párate con un pie a unos 12'' (30 cm) por delante del otro. Pon las manos a los costados. Lentamente baja tu cuerpo doblando ambas rodillas, manteniendo la delantera al mismo nivel que el talón, y continúa con tus brazos a los costados del cuerpo. Incorpórate despacio a la posición original. Repite cinco veces. Cambia de pie y repite otras cinco veces. Para mayor resistencia, sostén pesas en tus manos. Comienza con una serie de cinco repeticiones e incrementa gradualmente el ritmo hasta llegar a diez series.

Consejo

Bebe agua antes, durante y después de caminar. Respirar y focalizar en el músculo que se está trabajando te entrenará para el momento del parto. Siéntate en una colchoneta para ejercicios y utiliza almohadas para mayor comodidad. Realiza movimientos lentos y firmes cuando te ejercites. Evita fatigarte y exigirte demasiado.

Advertencias

Consulta con tu médico antes de realizar cualquier ejercicio durante el embarazo.