Cómo tomar jengibre en polvo

Escrito por Daisy Buchanan
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

A muchas personas les encanta el sabor picante de la raíz del jengibre en las galletas y las bebidas. Para otros, el jengibre no solo es una hierba saborizante, sino también un suplemento de hierbas que se utiliza para tratar una amplia gama de problemas estomacales. El jengibre se puede tomar para prevenir las náuseas, para tratar los mareos y para mitigar el vértigo. Muy a menudo se recomienda el jengibre en polvo para uso médico debido a que es más concentrado que el jengibre en sus otras formas.

Abre una cápsula de gel vacía. Dado que el jengibre tiene un sabor tan fuerte y picante, puede ser muy desagradable tomar mucho polvo de jengibre.

Coloca una hoja de papel en forma de embudo estrecho. Tapa el embudo con un pequeño trozo de cinta adhesiva para mantenerlo seguro.

Introduce el embudo en el extremo grande de la cápsula de gel. Vierte cuidadosamente el jengibre en polvo en la cápsula hasta que esté casi llena. Usa un objeto plano, como una horquilla o un agitador de café para empacar el jengibre en polvo. Vierte más jengibre hasta que la cápsula está llena y bien empacada.

Cierra la cápsula de gel y repite hasta que hayas llenado varias cápsulas.

Para las náuseas o el mareo, toma una o dos cápsulas, hasta tres veces al día. Para las náuseas, toma 250 miligramos o dos cápsulas rellenas, hasta cuatro veces al día.

Advertencias

Antes de tomar jengibre, o cualquier suplemento de hierbas, consulta con tu médico.