Cómo tomar cuidado de un ceceo al hablar

Escrito por Mary Freeman
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Cecear es un trastorno del habla con causas desconocidas. Las personas que lo hacen al hablar sacan su lengua entre los dientes al pronunciar los sonidos de la s y la z, haciéndolos desenfocados y sin claridad. Muchos niños pequeños tienen problemas con cecear, pero por lo general lo corrigen por sí mismos durante la adolescencia. Las personas mayores que cecean pueden revertir el trastorno con la práctica de ensayo, estudio y coherencia. Los patólogos del habla, los profesionales capacitados especializados en los problemas del habla, también pueden ser muy útiles al eliminar un ceceo.

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Párate frente a un espejo. Comienza a hablar sobre cualquier tema sin tratar de detener o sublimar tu ceceo. Nota cuáles sonidos te dan la mayoría de los problemas, los sonidos de la s y la z son áreas comunes de problemas para cecear, junto con los sonidos de la l y la r. Repite el experimento delante de un amigo o familiar y mira si sus conclusiones coinciden con las tuyas. Anota cuáles letras ceceas y clasifícalas por orden de prioridad.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Escribe un guión que pueda caber en una sola hoja de papel. Asegúrate de que su contenido contenga muchos ejemplos del sonido o sonidos problemas. Incluye las palabras que te dan problemas en particular y espárcelas por todo el guión. No te preocupes por hacer el guión coherente, el truco consiste en incluir tantas letras problema como sea posible, no escribir algo que tenga sentido.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Párate frente a un espejo y calienta abriendo y cerrando tu boca y moviendo alrededor tu lengua, quieres que tu boca sea tan flexible como sea posible antes de trabajar en eliminar tu ceceo. Comienza pronunciando las palabras en el guión una por una y tan lentamente como sea necesario. Asegúrate de que tu lengua esté posicionada ligeramente antes de los dientes al pronunciar los sonidos de la s, la z y la l y al tocar el paladar o la boca con los sonidos de la r. Lee todo el guión una vez en voz alta. Corrige los errores a medida que lo haces, practicando los errores sólo reforzarás el cecear. Encierra en un círculo las palabras en el guión que son más difíciles de pronunciar.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Lee el guión varias veces al día delante de un espejo, el esfuerzo constante es crucial a la hora de tomar el cuidado de un ceceo con estudio casero. Lee la página de un libro cuando puedas pronunciar todas las palabras en el guión correctamente. Lee un pasaje lentamente delante de un amigo o familiar y pídeles criticar tu pronunciación. Habla despacio cuando estés involucrado en una conversación y sé consciente de tus tendencias a cecear, la falta de atención cuando hablas rápidamente puede revertir el progreso. Practica hasta que puedas pronunciar los sonidos problema sin un ceceo.

Consejo

Sonríe ampliamente durante la lectura en voz alta. Esto pondrá tu boca en la mejor posición para pronunciar los sonidos ceceados con mayor precisión. Pónte en contacto con un terapeuta del habla para el tratamiento del ceceo más formal y profesional.