Cómo superar la claustrofobia en un avión

Escrito por Chris Anzalone
Sigue estos consejos para volar sin miedo.
David De Lossy/Photodisc/Getty Images

Elevarse a 30,000 pies (9,144 m) sobre la tierra puede inquietar a cualquiera, y la mayoría de los aviones no ofrecen exactamente confort. Y algunas personas, en medio de todo ese malestar e incomodidad, comienzan a sentirse claustrofóbicos. La claustrofobia afecta a millones y puede ser desencadenada o exacerbada por el tipo de encierro y el amontonamiento que uno encuentra normalmente en un avión comercial. Si sufres de claustrofobia, aquí hay algunos consejos simples para sobrevivir a tu próximo vuelo sin medicación.

Redirige tu atención

Solicita un asiento junto al pasillo. Si sufres claustrofobia, no quieres encontrarte presionado contra la ventana o atascado entre dos cuerpos en una estrecha fila de tres asientos. Un asiento junto al pasillo te proporcionará la menor cantidad de encierro y te permitirá espacio para estirarte. Adicionalmente, te dará algo de paz mental saber que fácilmente puedes levantarte y caminar a lo largo de la cabina si es necesario.

Lleva objetos para distraerte durante el vuelo. Esto puede incluir un reproductor de MP3, un reproductor de DVD portátil, una computadora portátil o cualquier otro dispositivo hacia el cual puedas dirigir toda tu atención. Usa auriculares grandes y profesionales que silenciarán el ruido del avión y te permitirán concentrarte plenamente.

Practica ejercicios de respiración profunda y tranquiliza tu mente. Programas como iTunes ofrecen una variedad de podcasts y MP3s diseñados específicamente para ejercicios de meditación guiada (asegúrate de descargarlos antes de abordar). Trabaja en redirigir tu conciencia y tu vuelo será más fácil.

Consejo

La claustrofobia puede tener un impacto profundo en tu calidad de vida si no es tratada. Si sufres de claustrofobia severa, busca la ayuda de un psiquiatra.

Advertencias

No entres en pánico bajo ninguna circunstancia. Los vuelos en aerolíneas generan ansiedad en la mayoría de las personas, y cualquier señal de pánico puede conducir a la histeria en masa. Si sientes que ya no puedes controlar tu sensación de claustrofobia, busca inmediatamente la asistencia de un auxiliar de vuelo.