Cómo superar el trauma luego de un choque de automóvil

Escrito por Corey M. Mackenzie
Inestabilidad, molestias digestivas, confusión y dolor muscular están entre los muchos síntomas que puedes experimentar aún luego de accidentes menores.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Luego de un accidente de automóvil puedes sentirte muy conmovido. No importa si no has sufrido lesiones, aún así puedes sentirte extraño y estarás en algún grado de trauma. Esto sucede debido a que tu cuerpo responde a las experiencias traumáticas liberando un flujo de adrenalina y cortisol. Los músculos están en un estado de alerta, listos para la luchar o huir del peligro percibido. Tu presión sanguínea se dispara y tu ritmo cardíaco se acelera. Estas respuestas a las situaciones alarmantes, aunque son beneficiosas cuando nos enfrentamos a amenazas reales, pueden dejar efectos secundarios negativos persistentes. Inestabilidad, molestias digestivas, confusión y dolor muscular están entre los muchos síntomas que puedes experimentar aún luego de accidentes menores. Hay muchas formas en las que puedes liberarte de estos y otros síntomas de trauma más rápidamente luego de un accidente de automóvil u otra situación traumática.

Respira normalmente. Debes intentar pausar tu respiración si estás respirando demasiado rápido. Si hiperventilas, podrías desvanecerte. Si te sientes mareado, siéntate y coloca tu cabeza entre tus piernas.

Bebe agua. Las hormonas del estrés persistente son muy agresivas para el organismo. Necesitarás un consumo adecuado de fluidos para ayudar a eliminar el exceso de toxinas de tu sistema.

Practica yoga o, si no conoces el yoga, realiza estiramientos simples. El movimiento ayudará a relajar tus músculos, lo cual a su vez te ayudará a calmarte (y puede prevenir el dolor muscular).

Toma suplementos de calcio y magnesio. El calcio y el magnesio combinados, en la dosis diaria recomendada, ayudan en forma segura a relajar los músculos y calman la mente.

Toma un baño tibio con esencias. El calor y el aroma agradable te ayudarán a relajarte.

Habla con un amigo sobre lo que ha sucedido. Simplemente hablar sobre el accidente y de cómo te sientes sobre eso realmente puede ayudar a acelerar tu recuperación emocional.

Intenta descansar más por la noche. Cuanto mejor logres dormir, más rápido te recuperarás del trauma.

Come una comida balanceada y liviana algunas horas después del accidente. Tu sistema digestivo debería ser capaz de manejar los alimentos para ese momento y lo mejor es ingerir una mezcla de carbohidratos y proteínas para ayudar a normalizar los niveles de glucosa de tu sangre. Una banana, un yogur y un trozo de pan son lo ideal.

Consejo

Si no tienes lesiones físicas, el ejercicio aeróbico liviano puede también ayudarte a superar el trauma luego del accidente, unos minutos de bicicleta fija pueden ayudar a metabolizar el exceso de adrenalina.

Advertencias

Si el trauma es severo, debes buscar atención médica.

Si tus síntomas no están causados simplemente por el trauma emocional sino por un choque hipovolémico (lo cual puede incluir caída de la presión arterial, piel fría y húmeda y latido cardíaco acelerado) debes buscar atención médica de inmediato.

Debido a cómo las hormonas del estrés pueden enmascarar el dolor, puedes no sentir la presencia de lesiones hasta el día siguiente. A menos que hayas sufrido un accidente muy simple, a baja velocidad, es una buena idea realizar un control médico rápidamente.