Cómo ser un contorsionista

Escrito por eHow Contributor
Aumenta tu flexibilidad para doblar la espalda.
yoga image by Jiang Bin Ping from Fotolia.com

Cómo ser un contorsionista. El contorsionismo parece doloroso para el público, pero para alguien que tiene un alto grado de flexibilidad puede ser una forma divertida de aliviar el estrés y mantenerse en forma. Un contorsionista se dobla y flexiona sus extremidades en forma dramática. Puedes verlos en los circos y en los actos acrobáticos. Prueba algunas rutinas tú mismo mismo siguiendo estos pasos.

Haz ejercicios suaves de estiramiento diarios antes de comenzar cualquier rutina de contorsión para aumentar la flexibilidad de tu cuerpo. El amor por el movimiento es esencial, ya que vas a dedicar horas de entrenamiento una vez que te conviertas en un contorsionista.

Averigua si tienes más flexibilidad frontal o trasera. Esto depende de qué dirección te es más fácil para que puedas doblar tu espalda. Las rutinas que desarrollarás se basarán en el tipo de contorsionista que eres.

Comienza con ejercicios de calentamiento. Por ejemplo, párate con los pies separados al ancho de los hombros y gradualmente inclínate hacia adelante. Agarra tus piernas por los tobillos y tira de ti hacia adelante para que la cabeza llegue lo más cerca posible de tus piernas. Repite este ejercicio por lo menos 10 veces.

Arquea la espalda y redondea tu estómago lo más que puedas. Inicialmente utiliza un mueble o una puerta para mantener el equilibrio. Una vez que adquieras más flexibilidad, coloca tus manos en las nalgas a medida que te inclinas más hacia atrás. Avanza con las manos por las piernas para que tu cabeza esté sobre las nalgas.

Continúe con estiramientos sólo después de haber hecho 15 minutos de ejercicios de calentamiento por sesión. Estos incluyen curvas ascendentes y descendentes, haciendo las separaciones de piernas y manipulando tus extremidades. El Manual del Contorsionista (ver enlace en Recursos) es una guía de entrenamiento excelente.

Empieza a entrenar durante una hora al día y luego llega a un máximo de tres horas. Dedica una hora en la mañana, tarde y noche. Dividir tu entrenamiento a lo largo del día maximiza tu flexibilidad.

Practica tus ejercicios de contorsionista diariamente. Te puede tomar una semana volver a tu nivel de flexibilidad si te tomas incluso sólo un día libre. Pierde una semana y podrías estar tratando con un revés que tardarás un mes en recuperar.

Consejo

Los estudios médicos demuestran que los contorsionistas gozan de mejor salud que la población general, ya que constantemente mueven sus cuerpos. Te darás cuenta que tus articulaciones están rígidas si te saltas uno o dos días de práctica.

Advertencias

Evita comer 1 a 2 horas antes del entrenamiento.