¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

¿Cómo ser transmiten los virus estomacales?

Escrito por Macarena Fernandes Diaz | Fecha actualizada May 24, 2018

A pesar de su nombre, un virus estomacal no afecta al estómago, sino al intestino delgado, aunque los síntomas de malestar y dolor se extienden prácticamente a toda el área baja del tórax.

El virus estomacal provoca una inflamación del tracto digestivo denominado gastroenteritis y daña las células del revestimiento del intestino delgado.

En respuesta, este trata de deshacerse del agente patógeno moviendo los alimentos rápidamente a través del tracto gastrointestinal, produciendo una diarrea acuosa.

Los síntomas comunes son náuseas, vómitos, calambres estomacales y diarrea.

Lee también: Alimentos que debes evitar si tienes gastroenteritis

A veces aparece pérdida del apetito, fatiga generalizada, fiebre, escalofríos y dolores musculares.

El virus estomacal es diferente de los que ocasionan las infecciones respiratorias, aunque la gastroenteritis ocupa la segunda dolencia viral a nivel mundial después de los resfríos.

Sus síntomas tienen una duración promedio de 1 a 3 días en la gran mayoría de los casos. Sin embargo, pueden pasar un par de semanas antes de que los intestinos recuperen su ritmo normal.

Los signos de que una persona puede estar sufriendo de algo más serio que una gastroenteritis incluyen heces con sangre, diarrea que se prolonga por más de tres días, fiebre de más de 38,3 grados centígrados, sensación de aturdimiento y vómitos por más de uno o dos días.

¿Cómo se transmiten los virus estomacales?

Las personas afectadas de gastroenteritis pueden contagiar el virus a otros, a menudo antes de manifestar los síntomas de la enfermedad.

Este tipo de virus son muy contagiosos y pueden transmitirse por contacto directo con una persona infectada o por compartir alimentos, bebidas o cubiertos.

Las manos sin lavar son el vehículo de transmisión más común. Además, las personas que ya no están enfermas pueden transmitir la enfermedad ya que el virus puede encontrarse en sus heces por hasta dos semanas luego de que se hayan recuperado.

Un individuo también puede enfermarse al entrar en contacto con el vómito o las heces de una persona infectada.

¿Cómo puedo prevenir el contagio de virus estomacales?

La higiene de las manos es esencial para evitar el contagio del virus a otras personas o desde estas.

Un virus estomacal puede desarrollarse gradualmente por un período de varias horas tras el contagio y luego atacar repentinamente con ataques de vómitos, calambres estomacales y diarrea.

Las personas siempre deben lavarse las manos con agua tibia y jabón por al menos 20 segundos antes de comer y luego de usar el baño.

Lávate las manos frecuentemente cuando estés en contacto con otras personas que hayan estado enfermas recientemente.

Las personas que presentan síntomas de gastroenteritis deberían quedarse en casa hasta que se sientan mejor para evitar infectar a otros.

¿Qué hago si ya tengo vómitos?

Cuando se sufre de gastroenteritis, la persona no debería comer, sólo tomar líquidos claros como agua, caldo, jugo de manzana o té no muy cargado.

Sin embargo, no deben tomar ningún líquido durante dos horas luego de los vómitos.

Una alternativa más segura puede ser chupar trozos de hielo hasta que los vómitos se calmen. Debe evitarse la leche ya que puede empeorar la diarrea.

Si la persona pasa dos horas sin vomitar, pude tomar líquidos de a pequeños sorbos cada 15 minutos. Tomar mucho líquido de una vez, aunque parezca poca cantidad, puede producir más vómitos.

Los líquidos helados son más fáciles de retener. Controlar los vómitos y la diarrea reducirá el riesgo de infectar a otros ya que el virus se elimina por los vómitos y las heces.

Recuperación después de un virus estomacal

Los vómitos frecuentes por un período prolongado de tiempo agotan las reservas de sodio y potasio del cuerpo, en cuyo caso es necesario reemplazarlos.

Una persona que tiene un virus estomacal debe evitar las bebidas carbonatadas, ácidas y con cafeína hasta que se sienta mejor.

Una vez que han pasado varias horas sin vomitar se puede intentar comer alimentos blandos como tostadas, pasta, fideos o galletas de agua, gelatina, bananas, puré de manzana y paletas heladas.

Lee además: ¿Cómo reiniciar la alimentación después de un virus estomacal?

Estas son opciones prácticas ya que es importante no irritar más el estómago.

Frecuentemente la deshidratación es una complicación de la gastroenteritis, especialmente cuando el cuerpo pierde mucho líquido por los vómitos y la diarrea.

Una rápida recuperación beneficia a todos, ya que cuanto más rápido se recupere una persona no solo reducirá el riesgo de complicaciones, sino que menos personas se infectarán por contacto con el virus.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.