Cómo sentarse en un cojín dona

Escrito por Tonya Goodspeed
Maridav/iStock/Getty Images

Los cojines dona son ideales para personas que sufren de dolor de coxis ya que están diseñados para aliviar la presión sobre esta zona mientras estás sentado. Los cojines dona están diseñados ergonómicamente para redistribuir el peso con el fin de que no te apoyes sobre el coxis lastimado. Estos cojines los puede utilizar cualquier persona que padezca de hemorroides, sufra de dolor coxígeo, tenga una fractira de coxis, esté embarazada, o tenga un dolor persistente del coxis como resultado del parto.

Coloca el cojín dona en el asiento de la silla para que esté centrado, con la parte de atrás tocando el lugar donde el asiento y el espaldar de la silla se unen.

Siéntate en el cojín dona, asegurándote de que tu coxis esté centrado sobre el agujero del cojín, con cada nalga apoyada en uno y otro lado de la apertura del cojín.

Una vez sentado en el cojín dona, inclínate ligeramente hacia adelante, en lugar de hacerlo contra el respaldo, para aliviar aún más la presión sobre el coxis.

Consejo

Compra un cojín dona del tamaño que más se ajuste a tu peso para conseguir el apoyo que necesitas.