Cómo secar la stevia y hacer tu propio edulcorante

Escrito por Contributor
leaves image by Andrzej Dziedzic from Fotolia.com

La hierba stevia es un edulcorante natural y mucho más dulce que el azúcar. El beneficio de la stevia es que la puedes cultivar en casa, no tiene calorías y es mucho más barato cultivar y secar tus propias hojas de stevia que comprar una alternativa cara. También puedes hacer tu propio polvo de stevia para endulzar tragos y para espolvorear sobre la fruta o cualquier otra cosa que quieras.

Saca hojas de la planta. Puedes cosechar las hojas en cualquier momento de la temporada de crecimiento, que es durante todo el año si tienes la planta en un interior o si vives en un clima cálido. No uses las hojas que han sido tratadas químicamente con insecticidas, perticidas o fertilizantes químicos.

Coloca las hojas de stevia en un colador en la pileta de la cocina.

Enjuágalas bajo el chorro de agua fría.

Coloca las hojas en una capa única sobre toallas de papel. Golpetéalas para secarlas con otra toalla de papel.

Coloca una capa de toallas de papel en una bandeja para hornear galletas. Pon las hojas de stevia para que se sequen sobre las toallas.

Coloca la bandeja en un área cálida y seca.

Deja que se sequen y se pongan crujientes de manera que se deshagan cuando las tocas.

Pásalas por un molinillo de especias para transformarlas en polvo. También puedes usar la cara posterior de una cuchara dentro de un recipiente o un mortero.

Consejo

Almacena el polvo de stevia en un frasco de vidrio con tapa en un lugar seco y fresco. De 2 a 3 cucharaditas de stevia son iguales a 1 taza de azúcar granulada.