Cómo sanar el dolor en la muñeca y el hombro

Escrito por Ted Gulezian
El dolor de muñeca y hombro puede incapacitar el brazo por completo.
wrist fracture image by Dr Cano from Fotolia.com

El dolor en la muñeca y hombro puede deberse a una variedad de razones diferentes. Las razones más comunes por las cuales puede presentarse el dolor de hombro y muñeca son la artritis o una lesión anterior. El dolor de hombro es generalmente debido a la inflamación en el tendón del hombro, mientras que el dolor de muñeca por lo general proviene del deterioro del cartílago y el síndrome del túnel carpiano. Los tratamientos pueden variar según el tipo de dolor y su gravedad. Hay algunos tratamientos que se pueden aplicar al dolor de muñeca y hombro sin importar el tipo de dolor.

Compra calmantes de venta libre para el dolor, tales como Advil o Motrin, en una farmacia local. Consulta a tu médico para que te recete analgésicos para el dolor intenso.

Descansa el hombro o la muñeca cuando estés tratando de sanarlos. Aún puedes mover el hombro o la muñeca, pero abstente de realizar cualquier actividad extenuante durante el proceso de curación.

Envuelve un poco de hielo en un paño y aplícalo directamente en la zona donde tengas dolor. Comprime la zona dolorida en el hombro o la muñeca para reducir la hinchazón y la inflamación. Esto ayudará a reducir el dolor en general.

Habla con un terapeuta físico para que te recomiende una rutina de tratamiento con ejercicios físicos para ayudar a recuperar tu hombro o muñeca. Los ejercicios de un rango de movimiento ayudarán a evitar que el hombro o la muñeca tengan una curación inadecuada y puede acelerar el tiempo de recuperación total.

Pregúntale a tu médico acerca de la cirugía para curar la muñeca o el hombro si el dolor parece persistir y no sana completamente. La cirugía se puede utilizar para curar fracturas de huesos, síndrome del túnel carpiano y para reparar tendones o ligamentos rotos.

Consejo

Evita actividades que causen un dolor innecesario durante tu periodo de recuperación.

Advertencias

Consulta a tu médico para que te brinde una recomendación si tu condición parece empeorar con el tiempo.