Cómo sacar un tampón sin hilo

Escrito por Miranda Brumbaugh
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los tampones están hechos de material absorbente que es insertado en la vagina para absorber el sangrado menstrual. Un hilo de algodón viene adherido a un de los extremos de forma que puedas sacar el tampón una vez que ha sido usado. Sin embargo, si no encuentras el hilo, usualmente porque se pierde dentro de la vagina y con menor frecuencia porque se despega, aun puedes sacar el tampón. No temas que el tampón se haya movido a otros órganos, pues esto es imposible; se quedará en tu vagina hasta que lo retires.

Lava tus manos a conciencia con agua caliente y jabonosa, luego sécalas. Corta tus uñas si las tienes largas, para prevenir que rasguñen tus paredes vaginales.

Baja tu ropa interior y tus pantalones y siéntate en el inodoro. Usa un espejo para observar tu vagina y tratar de ver el hilo atorado en tu piel o en el espacio entre el ano. Continua la siguiente paso si no encuentras el hilo.

Abre tus piernas como si te prepararás para insertar un tampón. Empuja con tus músculos pélvicos como si quisieses ir al baño e intenta sacar el tampón por la fuerza a través de tu canal vaginal. Continúa empujando por algunos minutos, y luego toca tu apertura vagina para ver si puedes sentir el tampón. Ve al siguiente paso si no puedes encontrar el tampón.

Inserta el dedo índice dentro de tu vagina y peina el espacio dentro para ver si encuentras el tampón flotando. Siente alrededor de la base del cerviz, que tiene forma de pelota, y en el espacio donde el cerviz y la vagina se unen; la abertura del cerviz es un pequeño agujero por el cual es imposible que tampón pase al interior del órgano.

Inserta tu dedo medio e índice dentro de la vagina si sientes el tampón y usa los dos dedos para retirarlo.

Llama a tu clínica de fertilidad local o al ginecólogo y haz un cita con un profesional médico para remover el tampón si aun no puedes encontrarlo por ti misma. Visita la sala de emergencias más cercana si no puedes conseguir una cita en uno o dos días para que alguien te retire el tampón.

Consejo

Esta es una situación común para las mujeres, así que no sientas pena o vergüenza al contactar a un médico profesional para que te ayude.

Advertencias

Es crítico que retires el tampón dentro de cuatro a seis horas después de la inserción para prevenir una infección o el Síndrome de choque tóxico, que puede ser fatal.