Cómo sacar el agua del oído medio

Escrito por Danielle Gream

El agua puede entrar a tu oído medio mientras nadas o tomas un baño. Si el agua entra a tu canal auditivo y sus trompas, podría quedar atrapada por la cera o desechos del oído. Esto, además de provocar una sensación incómoda y dolorosa, puede afectar tu capacidad auditiva. Y, aún peor, el agua podría provocarte una infección si no es drenada rápidamente. Tal vez sea necesario que pruebes distintas técnicas para que logres sacar el agua de tu oído medio, ya que no todos los oídos son iguales.

Traga saliva fuertemente. Hacer esto abrirá la trompa de Eustaquio de tu oído medio, lo que permitirá que el agua fluya. Si no sientes alivio de inmediato, inténtalo varias veces.

Pon algunas gotas de alcohol quirúrgico en tu oído. El alcohol quirúrgico evaporará el agua atrapada en tu oído medio.

Aplica unas gotas de vinagre de manzana en el oído. El vinagre de manzana elimina las bacterias, previniendo una infección, y también las impurezas o desechos que retienen el agua.

Toma antihistamínicos para descongestionar las trompas y los canales auditivos.

Aplica calor a tu oído con el secador de pelo a temperatura baja o media (nunca lo hagas a la temperatura máxima) o usa una compresa tibia. El calor relajará los músculos cercanos al oído, provocando una sensación de alivio. Además, el secador de pelo ayudará a evaporar el líquido atrapado en el oído.

Haz gárgaras con agua salada para limpiar las trompas de Eustaquio.

Debes mantener la cabeza erguida para drenar sin dificultad el líquido de tus oídos.

Consejo

Usa tapones para los oídos cuando nades o tomes un baño, así evitarás que entre agua a tu oído medio.

Advertencias

Si el agua permanece mucho tiempo atrapada en el oído, será caldo de cultivo para bacterias y provocará infección. Si tener agua atrapada en el oído se ha convertido en un problema frecuente, grave y por períodos prolongados de tiempo, debes acudir a un médico.