¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo saber si un bistec se echó a perder

Escrito por Jaimie Zinski | Fecha actualizada August 24, 2017
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La carne se considera estropeada cuando ya no es segura para el consumo humano, de acuerdo con la Universidad de Purdue. La carne, como el bistec, se pone mal cuando se expone al aire, es inadecuadamente refrigerado o congelado o está infestado de microorganismos, tales como E. coli o Salmonella. Hay varios signos reveladores que te permitirán saber si tu carne jugosa es comestible o debe ser tirada a la basura.

Examina el color del bistec. Uno estropeado estará negro o verde, los colores que le da la formación de hongos.

Huele el bistec. La carne estropeada tendrá un olor distintivo y rancio. Si tienes alguna duda sobre su olor, tíralo para evitar un posible envenenamiento por comida.

Toca la superficie del bistec. Un bistec estropeado tendrá una textura limosa. Este se puede crear por una sobre-población de bacterias, que es un indicativo de que la carne se ha podrido.

Lee la fecha de vencimiento. La carne que está fresca y congelada tendrá una fecha de vencimiento. Si se ha pasado dos o tres días de esta, no la consumas.