Cómo restaurar naturalmente el colágeno en tu piel

Escrito por Paul Molina

El colágeno es la proteína que mantiene tu piel elástica, fuerte y suave. Cuando eres joven, tienes colágeno en abundancia, lo que le da a tu piel una apariencia juvenil. Sin embargo comforme envejeces, esta proteína se rompe y se agota. Cuando esto sucede, tu piel pierde la habilidad de retener su elasticidad y comienza a arrugarse. A pesar de que las cremas anti-edad ayudan a mantener el aspecto joven, muchas están elaboradas con químicos agresivos. En su lugar, puedes intentar restaurar el colágeno naturalmente.

Agrega vegetales de hojas verdes, como la espinaca y col rizada, en tu dieta diariamente. Los vegetales verdes contienen copiosas cantidades de vitamina C y luteína, sustancias que incrementan la producción de colágeno.

Agrega aceite de linaza y otras fuentes de ácidos grasos insaturados a tu dieta, ya que promueven la producción de colágeno. Otras fuentes importantes de ácidos grasos de alta calidad insaturados son el salmón, el atún, los anacardos y las nueces.

Come productos de soya. La soya contiene genisteína, una isoflavona que ayuda a eliminar las enzimas que descomponen las fibras de colágeno existentes. La eliminación de estas enzimas ayudan a promover la producción de más colágeno.

Bebe té verde. Este té contiene flavonoides, antioxidantes que ayudan a combatir a los radicales libres que rompen las fibras de colágeno.

Utiliza mascarillas faciales naturales que contengan aceite de aguacate. Este a aceite estimula la producción de colágeno, hidrata la piel y ayuda a reducir las manchas causadas por el daño previo o por la edad.