Cómo respetar a los demás

Escrito por Janoah White
BananaStock/BananaStock/Getty Images

El respeto es una de las herramientas más efectivas a la hora de establecer relaciones positivas con los demás; por no mencionar lo bien que hace sentir a la gente. A nadie le gusta que se le falte al respeto. Algunas personas necesitan trabajar más que otras cuando se trata de aprender a ser respetuoso. Pero con un poco de tiempo y esfuerzo, este comportamiento puede convertirse en un hábito y en un rasgo más de tu estilo de vida, en lugar de ser algo que tengas que esforzarte por conseguir.

Aprende a escuchar. No seas grosero interrumpiendo; si cortas a la gente cuando está hablando, estarás dando a entender que lo que están diciendo no es importante para ti. Si lo que alguien te está contando no te interesa y la persona en cuestión no es un representante de la autoridad, busca la manera más cortés posible de excusarte para abandonar la conversación.

Habla con consideración. No sigas y sigas exponiendo tus ideas en una conversación sin dejar que la otra persona hable.

Respeta la propiedad de los demás. No toques ni tomes las cosas que pertenezcan a otras personas sin su permiso.

Sé considerado con el tiempo de los demás. Si dices que vas a estar en un lugar a determinada hora, haz todo lo que esté en tu mano para que sea así.

Sigue las normas. Cuando uno se aparta de las reglas o las ignora, demuestra una falta de respeto por quien las ha establecido y también por todas aquellas personas que optan por cumplirlas.

No chismorrees ni hables de la gente. Se trata de un comportamiento hiriente con el que demuestras una total falta de respeto por la persona de la que estás hablando. Además, se puede decir que también estás faltando al respeto a la persona con la que hablas, porque la pones en una posición incómoda al tener que escucharte hablar mal de alguien.