Cómo reparar las arrugas en el pecho

Escrito por Yvonne Van Damme

El pecho muestra los mismos signos de envejecimiento y daño solar que el rostro. Aunque probablemente dediques tiempo a luchar contra los signos de la edad en tu cara, también deberías ocuparte del pecho. Es una zona que con frecuencia recibe el mayor peso de los dañinos rayos del sol. Las arrugas del pecho pueden hacerte lucir más vieja si no las evitas o las tratas. Aprende a repararlas para sentirte cómoda al mostrar tu piel.

Duerme boca arriba y eliminarás las arrugas en el pecho. Si duermes de costado esencialmente comprimes la piel y se crean y mantienen estas arrugas. Para evitar que ruedes sobre tu costado, duerme del lado de la pared. Coloca del otro lado una almohada para el cuerpo.

Aplica en tu pecho una crema humectante antienvejecimiento todas las noches antes de dormir. Cuando la compres, fíjate que tenga ingredientes como el retinol y ácidos alfahidróxidos. Ambos son ingredientes antienvejecimiento comprobados. Usa tus dedos para aplicar una capa moderada en tu pecho.

Ve al gabinete dermatológico a que te realicen una dermoabrasión para reparar las arrugas de tu pecho. El dermatólogo usará cristales y una succión al vacío para quitar una delgada capa de piel y dejar a la vista una piel libre de arrugas. Puede necesitarse por lo menos tres o cuatro sesiones para obtener los resultados deseados. Debes continuar con ellas para mantenerlos.

Pídele al dermatólogo que te realice un "peeling" químico de la piel. Estos tratamientos son efectivos para reparar las arrugas del pecho ya que queman la capa externa de la piel. La piel nueva ocupa su lugar y es más suave que la anterior. Puede que necesites varios "peelings" para obtener los resultados deseados. Tendrás un enrojecimiento pronunciado durante tres a cuatro semanas después de cada tratamiento químico.

Advertencias

Cubre tu pecho con un protector solar SPF 30 o más mientras reparas las arrugas del pecho.