Cómo reparar colas de gato

Escrito por Michelle Epperly
cat image by April K from Fotolia.com

Cuando a un gato se le diagnostica una lesión en la cola, hay varias opciones que están disponibles para reparar el daño. Las lesiones típicas de la cola son las colas quebradas, paralizadas y laceraciones. Consultar a tu veterinario es muy recomendable. Él hará un estudio diagnóstico completo del gato, incluyendo rayos X, para encontrar la fuente de la lesión.

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Haz que el gato esté lo más cómodo e inmóvil como sea posible para evitar daños mayores. Transferir a tu gato a la clínica del veterinario puede ser una experiencia traumática, especialmente cuando el gato ya tiene dolor. Una jaula pequeña, un transportador o incluso una caja puede funcionar bien para transferir e inhibir el movimiento para tu gato.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Sigue las instrucciones del veterinario sobre cómo cuidar a tu gato en casa. En el caso de una cola paralizada, el veterinario probablemente querrá amputarla. La amputación es necesaria ya que la cola del gato se arrastrará y le estorbará al orinar y defecar, provocando un desastre. Algunos gatos experimentan parálisis en sus músculos de la vejiga y del esfínter, inhibiendo su capacidad para orinar y defecar. El cuidado de dicho gato implica ablandadores de heces y ayudar al gato a vaciar su vejiga, así como también limpiar al gato todos los días para prevenir el mal olor y las infecciones. Ésto toma tiempo y dedicación, y puede ser estresante para el gato y su dueño por igual. Si la cola del gato está fracturada y las vértebras no están separadas, el gato necesitará permanecer en interiores y calmarlo para que sane por sí solo, lo cual puede incluir sedantes para un gato hiperactivo. A veces, la cirugía para una cola fracturada separada es necesaria y de nuevo, la recuperación consta de hacer que permanezca dentro de casa y calmarlo. Si la lesión es un desgarre, el veterinario puede coserla o vendarla. Un collar E puede ser necesario para evitar que el gato lama o masque la zona. También conocido como collar isabelino, éste es un collar en forma de cono fijado a otro en el cuello, el cual evita que el gato alcance su cuerpo con su cabeza.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Evita un mayor daño manteniendo a tu gato dentro de casa, además de proporcionarle una caja de arena y un poste para rasguñar. La mayoría de los gatos con lesiones en la cola adquieren sus lesiones al aire libre. Ser golpeado por un vehículo, que sus colas queden atrapadas en una cerca y luego entrar en pánico para salir de la situación provoca lesiones.