Cómo renovar un calentador de mano

Escrito por Laura Zerhusen
Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

La calentadores reutilizables de mano son pequeños paquetes de plástico llenos de un gel claro y un disco de metal. El gel es una solución sobresaturada de acetato de sodio, una sal de calidad alimentaria y segura. La solución almacena energía como una batería, y el golpeteo en el disco hace que la solución cristalice y libere energía en forma de calor. A diferencia de los calentadores de manos activados con aire, los calentadores de mano reutilizables de gel pueden ser renovados para su reutilización sólo con su recalentamiento en agua hirviendo. Los campistas y excursionistas pueden renovar los calentadores de manos en el campo, mientras que los aficionados al deporte pueden querer tener varios calentadores de manos recargadas en casa.

Coloca un trapo de cocina en el fondo de la cacerola de agua.

Calienta la cacerola con agua a fuego lento estable o un hervor suave.

Con suavidad, coloca el calentador de mano en la olla de agua, descansando en el paño de cocina. Usa tenazas. Ten cuidado de no salpicarte a ti mismo.

Hierve el calentador de mano durante 5 a 15 minutos, hasta que todos los cristales blancos se hayan ido. Una vez que estés absolutamente seguro de que no puedes ver los cristales, deja el calentador de mano en el agua durante un minuto más.

Retira el calentador de mano del agua caliente, utilizando las pinzas. Pónlo en el paño de cocina para secar. Apaga el fuego.

Asegúrate de que no haya cristales en el gel. Si queda cualquier cristal de color blanco, el gel puede volver a activarse.

Guarda el calentador de mano en su estado de gel claro.

Consejo

Si tienes agua dura, usa agua embotellada o destilada para evitar que se acumule en la parte exterior del calentador de mano. Algunos calentadores de mano se puede recargar en el microondas. Sigue las instrucciones del fabricante cuidadosamente.

Advertencias

Mantén el agua a fuego lento o a un hervor suave y quita el calentador de mano una vez que se reponga. El sobrecalentamiento del calentador puede hacer que explote. Revisa el calentador de mano por puntos débiles y fugas con regularidad. No trates de usarlo o renovarlo si hay una fuga.