Cómo remover la piel muerta de tu rostro con bicarbonato de sodio

Escrito por Kimbry Parker
Líbrate de la desagradable piel muerta con el económico bicarbonato de sodio.
Choreograph/iStock/Getty Images

Si tu rostro está seco y escamoso, abandona el costoso exfoliante que compraste en la tienda y cámbialo por un económico envase de bicarbonato de sodio. ¡Correcto! Esa cajita que tiene una pequeña etiqueta con el precio muy bajo posee enormes poderes exfoliantes para eliminar la piel muerta. De modo que cuando tu taza necesite que la refriegues bien, no busques más que un envase de bicarbonato de sodio.

Sección 1

Toma un recipiente y haz una pasta con el bicarbonato de sodio. Mezcla tres cucharadas de agua con una de bicarbonato.

Humedece tu cara con agua tibia. Usa las yemas de tus dedos para frotar delicadamente la pasta sobre tu piel. Aplica movimientos circulares pequeños durante un par de minutos para desprender eficazmente las células muertas del cutis.

Enjuaga la pasta con un paño limpio y tibio. Seca tu rostro con una toalla higiénica.

Finalmente, aplícate un poco de humectante facial para suavizar el cutis.

Consejo

Utiliza bicarbonato para friccionar tu rostro tres veces por semana. Simplemente, presta atención a tu piel. Si observas que se está irritando, suspende el exfoliante por un tiempo.

Otra forma de emplear bicarbonato de sodio para remover las células muertas es agregar una cucharadita a tu limpiador facial habitual un par de veces por semana. Usa el limpiador como lo harías habitualmente. El bicarbonato intensificará el poder limpiador y eliminará la piel muerta.