Cómo remojar un dedo del pie infectado

Escrito por Suzanne Alicie
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Los dedos de los pies se pueden infectar por muchas razones, desde infecciones micóticas, infecciones en las uñas, o hasta infecciones que se producen por abrir la piel al cortar demasiado las uñas. Debido a que tus pies están dentro de medias y zapatos, lo mejor para curar las infecciones es remojar los dedos al final del día.

Tratamiento

Prepara el baño mezclando 1 galón (3,8 l) de agua caliente con 2 tazas de vinagre blanco y 1/2 taza de sal Epsom. El vinagre es un tratamiento efectivo para las infecciones y los hongos. La sal Epsom es un aditivo calmante que te ayudará a aliviar el dolor de la zona infectada. Cuando debes tratar un dedo infectado no se recomienda usar un baño comercial para pies porque tienen fragancia u otros aditivos que te pueden irritar y posiblemente empeorar la infección.

Coloca el pie con el dedo infectado en la solución y déjalo por unos 30 minutos. Mueve los dedos en el agua para que el vinagre y la sal se mezclen y fluyan por la infeccion. Muchos de los dispositivos comerciales para los baños de pies ofrecen opciones de vibración o propulsión para que el agua se mueva. 30 minutos le dan tiempo al vinagre y a la sal a trabajar sobre la infección hasta que el agua se enfríe.

Saca el pie del agua y sécalo suavemente con la toalla. Llegado a este punto te debes aplicar una crema tópica o un antibacterial líquido y vendarlo por la noche.