Cómo reducir los poros de la piel en el rostro con tomates

Escrito por Melissa Kelly
Los tomates son ricos en antioxidantes y vitaminas, sustancias efectivas para reducir el tamaño de los poros.
Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Los tomates son ricos en vitamina C y aminoácidos, ambas sustancias efectivas para reducir la apariencia del tamaño de los poros. El jugo del tomate también ayuda a secar el exceso de aceite, que puede de obstruir los poros y lograr que luzcan más grandes. Es ideal usar tomates crudos ya que son ricos en antioxidantes y nutrientes. Sin embargo, si no tienes tomates crudos, puedes reemplazarlos por los jugos de tomate que se comercializan en las tiendas.

Lávate la cara con un limpiador facial y agua tibia. Luego enjuágala por completo con salpicaduras de agua y luego seca tu rostro.

Aplica con algodón jugo de tomate sobre el rostro; realiza pequeños golpecitos para aplicar el producto. Deja que el jugo se asiente en tu piel durante 20 minutos, aproximadamente.

Enjuaga tu rostro para eliminar el jugo con agua tibia y un limpiador facial suave. Seca tu cara con una toalla.

Aplica crema humectante sobre la piel; primero coloca crema en tus manos y aplícala sobre tu rostro con golpecitos suaves ascendentes.

Repite este proceso dos o tres veces por día según cuánto quieras reducir la apariencia de tus poros.

Consejo

El jugo de tomate también se puede usar para reparar la piel dañada a causa del sol o el acné.

Advertencias

No hay ninguna solución permanente para reducir los poros; sin embargo, si limpias las suciedad y bacterias que haya en tu piel, puedes reducir su apariencia notablemente.