Cómo reducir los moretones lo más posible

Escrito por Contributor
Reduce tus moretones lo más posible.

Los moretones después de una lesión son muy comunes y, por lo general, no son graves, aunque sí desagradables y potencialmente dolorosos. Puedes minimizar los moretones si actúas rápidamente.

Reduce el tamaño del moretón y alivia el dolor aplicando hielo sobre el área de inmediato. Mantén la bolsa de hielo sobre el mismo durante unos 10 minutos.

Eleva la zona lesionada por encima del nivel del corazón. Esto ayuda a evitar que la sangre se acumule en el moretón.

Envuelve el moretón con una venda elástica para ejercer presión sobre el área lesionada. Esta presión ayuda a reducir el flujo de sangre a la lesión.

No expongas el área afectada a fuentes de calor, tales como las duchas de agua caliente, ya que pueden incrementar el flujo de sangre, lo que a su vez puede aumentar la formación de los moretones.

Aplícate una crema que contenga vitamina K en el área lesionada. Esta vitamina ayuda a que el cuerpo absorba la sangre. Si la sangre en el área afectada es absorbida por el cuerpo, se te formarán menos moretones. Puedes comprar cremas con vitamina K en las tiendas que venden vitaminas o en Internet.

Toma mucha vitamina C. A las personas que consumen gran cantidad de vitamina C, ya sea a través de alimentos o complejos vitamínicos, generalmente no se les forman moretones con facilidad.