Cómo reducir los coágulos de sangre en la parte blanca del ojo

Escrito por Susan Reynolds
El descanso permite desaparecer las manchas de sangre en la parte blanca de los ojos.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las manchas de sangre en los ojos son vasos sanguíneos rotos que se producen cuando el ojo está lesionado o cansado. A veces levantar pesas puede aumentar la presión en los ojos lo que puede causar vasos sanguíneos rotos. Otras causas son la diabetes o la presión arterial alta. La hemorragia ocular se trata fácilmente con diferentes tipos de medicamentos. Si no es tratada, el ojo se curará con el tiempo. Si no desaparece o se vuelve permanente visita a un doctor o especialista de los ojos para averiguar por qué los coágulos de sangre reaparecen.

Tratamiento para las manchas de sangre en los ojos

Utiliza algunas gotas para los ojos que contengan cloruro de potasio. Esto ayudará a reducir los vasos sanguíneos en la parte blanca de los ojos y eliminará el enrojecimiento. Sigue las instrucciones que aparecen en la parte posterior de la botella.

Usa gotas de solución salina para mantener húmedos los ojos. A veces las manchas de sangre son causadas ​​por los ojos secos. Mantente alejado de los monitores y televisores para prevenir la sequedad excesiva y la fatiga visual.

Consulta a tu médico acerca de hacerte una cirugía láser si los coágulos de sangre reaparecen o si no desaparecen. El láser eliminará permanentemente el vaso sanguíneo roto pero no va a evitar que los vasos sanguíneos de otras partes de tu ojo aparezcan. Además, solicita a tu doctor que te revise la presión arterial alta que a veces se manifiesta a través de los vasos sanguíneos rotos en los ojos.

No te esfuerces demasiado cuando estés haciendo actividades como levantar pesas. El esfuerzo aumenta la presión en la cabeza y puede causar manchas de sangre en la parte blanca de los ojos.

Consejo

Por lo general, descansar hará desaparecer las manchas de sangre en los ojos pero para un alivio más rápido usa gotas para los ojos.

Advertencias

Las gotas para los ojos que pretenden reducir el enrojecimiento pueden ser contraproducentes si se usan en exceso. No ingieras gotas para los ojos ya que podría ser fatal.