Cómo reducir la irritación bronquial

Escrito por Kelli Cooper

La irritación bronquial puede ser causada por enfermedades como la bronquitis u otras infecciones respiratorias, ciertos estados de la salud, enfermedades o por fumar. Puedes tomar varias acciones simples para aliviar esta irritación, lo que incluye tanto medicamento como medidas de cuidados personales.

Controla las enfermedades subyacentes con diligencia. Enfermedades como el asma, GERD (reflujo gastroesofágico) o COPD (afección crónica de obstrucción pulmonar) pueden irritar las vías respiratorias bronquiales. Tomas todos los medicamentos recetados como te han indicado y sé fiel a todas las instrucciones de tu médico con respecto a las recomendaciones de cuidado personal y del estilo de vida. Si tienes mucho cuidado para controlar estos problemas podrás reducir la irritación bronquial.

Haz inhalaciones de vapor para calmar las vías respiratorias inflamadas. Esto también es beneficioso si tu dolencia u otra enfermedad producen mucosidad. Puedes hacer esto varias veces al día.

Diluye y expulsa las secreciones mucosas ya que irritan las vías respiratorias. Evita los inhibidores de la tos si expulsas mocos, esta también es conocida como tos productiva y ayudará a que expulses del cuerpo las mucosidades y otros agentes irritantes. Toma comidas calientes como mostaza caliente, rábano picante y wasabi. Bebe mucha agua.

No fumes y aléjate del fumador pasivo.

Utiliza pastillas para la garganta o caramelos fuertes para una tos seca. Pueden calmar la garganta y reducir las ganas de toser.

Evita los productos lácteos ya que contienen caseína, una proteína que espesa la mucosidad.

Advertencias

Habla con tu médico sobre cualquier irritación bronquial crónica antes de probar cualquiera de los remedios mencionados arriba, especialmente si las irritaciones persisten.