Cómo reducir el tamaño del busto mediante ejercicio

Escrito por Kevin Rail
Reduce el tamaño de tus pechos con ejercicio.

La cirugía es una de las opciones para las mujeres que quieren reducir el tamaño de sus pechos, pero viene con algunos riesgos y efectos secundarios. Incorporar algunos ejercicios clave en tu rutina diaria es una forma mucho más segura de lograrlo.

Corre. Los senos son tejido graso, por lo tanto los ejercicios cardiovasculares te ayudarán a quemar calorías. Esto provocará la pérdida de peso a lo largo de todo el cuerpo. Algunos de estos ejercicios son correr, hacer bicicleta, subir escaleras, hacer natación y practicar remo. Realiza cardio tres veces por semana de 45 a 60 minutos.

Haz flexiones. Entra en una posición de plancha con las manos bajo tus hombros y los brazos rectos. Baja lentamente al piso hasta que estés cerca de 4 pulgadas (10 cm) por encima de él. Empuja para volver arriba y repite.

Realiza prensas de inclinación. Ajusta un banco a 60 grados y acuéstate con pesas en tus manos. Levanta las pesas a la altura de tus hombros con las palmas hacia adelante. Presiona hacia arriba en el aire y llévalas hasta que estén a una pulgada (2,5 cm) de distancia. Bájalas lentamente y repite.

Haz algunas flexiones de pecho. Ajusta el banquillo en forma plana y acuéstate sobre tu espalda con pesas en tus manos. Presiona hacia arriba en el aire y luego lentamente bájalas a los costados hasta que tus brazos queden paralelos al piso. Vuelve a empujar hasta que estén a una pulgada (2,5 cm) de distancia y repite.

Trabaja la espalda. Si trabajas continuamente tu pecho, corres el riesgo de desarrollar un desequilibrio muscular que puede causar hombros redondeados. Para evitar esto, haz algunos ejercicios de espalda incluyendo sentadillas traseras, movimientos laterales, jerseys y extensiones de deltoides posteriores.

Consejo

Cuando hagas cardio o entrenamiento con pesas, lleva un sujetador deportivo bueno para un mejor soporte de tus senos. Si no eres capaz de hacer flexiones convencionales, empieza a hacerlas de rodillas o coloca tus manos sobre un objeto elevado como una tabla o sillas. Cuando hagas flexiones de pecho, mantén los codos ligeramente doblados y mantén esta posición a lo largo de todo el ejercicio.

Advertencias

Si nunca te has ejercido antes o no has hecho ejercicio por mucho tiempo, siempre es una buena idea obtener el permiso de tu médico antes de participar en las rutinas.