Cómo reducir el tamaño de tus pantorrillas si eres de estatura baja

Escrito por Amanda Gronot
Correr grandes distancias puede ayudar a reducir tus pantorrillas.
Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

La mejor forma de reducir el tamaño de las pantorrillas depende de si éstas son grandes por grasa o por músculos. Si tus pantorrillas son gordas, debes reducir todo tu peso corporal reduciendo las calorías que consumes y aumentando las calorías que quemas a través de dieta o ejercicio. Si tus pantorrillas son muy musculosas probablemente ya hagas ejercicio, por lo que necesitarás cambiar tu dieta y alterar tu rutina de ejercicio. Esto aplica para gente de cualquier altura.

Elimina la grasa

Reduce el número de calorías que consumes por día. Come más proteína grasa, granos integrales y vegetales frescos. Usa una calculadora en línea como MyPlate de LIVESTRONG para determinar cuántas calorías quemas por día y cuántas calorías deberías consumir para quemar un extra de 500 a 1000 calorías por día. A ese ritmo, probablemente pierdas 1 a 2 libras (0,45 a 0,91 kg) de grasa por semana, lo que se considera un ritmo saludable de pérdida de peso.

Realiza ejercicio moderadamente intenso durante 30 a 60 minutos, cinco días a la semana. Evita ejercicios que hinchen tus pantorrillas, como la bicicleta estacionaria. Caminar, correr y nadar son mejores opciones.

Realiza ejercicios de fuerza dos días a la semana. Si ejercitas tus pantorrillas, usa pesos ligeros y evita movimientos continuos que las hinchen.

Aumenta tu actividad general durante el día. Opta por una caminata o juega con tus mascotas en lugar de mirar TV. Camina para ir al trabajo o a la tienda estacionando lejos en el estacionamiento. Siéntate en una bola de ejercicios o párate en el trabajo, o ten un peso o una banda de resistencia en la oficina.

Reduce el músculo

Reduce el número de calorías que consumes. De nuevo, usa una calculadora en línea como MyPlate de LIVESTRONG para calcular cuántas calorías quemas por día y cuántas calorías deberías consumir.

Practica yoga o Pilates para realizar un entrenamiento de fuerza en lugar de usar pesas. Estos ejercicios trabajan tus músculos ligeramente y los elongan, por lo que mejorarás tu resistencia en lugar de construir músculo voluminoso.

Estira tus pantorrillas cada día por cinco a diez minutos, especialmente antes de entrenar pero después de un ligero calentamiento. Siéntate en el suelo con tus pies fuera frente a ti y inclínate tanto como puedas, o cuelga un talón fuera de un escalón y suavemente empújalo hacia el suelo.

Realiza más ejercicios aeróbicos y menos de fuerza, especialmente para tus piernas. Evita ejercicios que requieran un movimiento que dé volumen a tus pantorrillas, como la bicicleta. Correr, caminar a paso ligero y nadar son mejores para reducir los músculos de las pantorrillas.

Usa pesos ligeros con muchas repeticiones en cualquier entrenamiento de pesas que realices con tus pantorrillas.