Cómo reducir el porcentaje de grasa corporal rápidamente

Escrito por Susy Sedano
.

Tener un alto porcentaje de grasa corporal sienta las bases para las complicaciones que sobrevienen por el hecho de tener sobrepeso o ser obeso, como por ejemplo el desarrollo de enfermedades crónicas, cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. "Globalmente existen más de 1,000 millones de adultos con sobrepeso, al menos 300 millones de ellos obesos,” asegura la Organización Mundial de la Salud. Los porcentajes de grasa corporal superiores al 20 por ciento para los hombres y 30 por ciento para las mujeres son considerados elevados, según indica la Mayo Clinic. Para excluirte de estas estadísticas y disminuir tu porcentaje rápidamente, vuélvete más activo y mejora tus hábitos alimenticios.

Aliméntate sanamente

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Agrega más alimentos a tu dieta con una baja densidad de energía. Incluye frutas, vegetales, lechugas y alimentos de hojas verdes, granos enteros, carnes magras y pescado en tu alimentación. Elimina los pasteles, las galletas, el helado, los alimentos fritos y los dulces.

Agua pasa por mi casa

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Bebe una copa completa de agua con tus comidas para llenarte, y continúa bebiendo agua durante el resto del día. Evita las bebidas altas en calorías que no tienen un valor nutricional, tales como el café con leche saborizado, los cafés para postres, el té dulce, el alcohol y los refrescos.

Pequeñas porciones

Comstock/Comstock/Getty Images

Aliméntate con comidas pequeñas en intervalos de dos a tres horas de diferencia. Realiza un balance de cada una de ellas con proteínas y carbohidratos, y comienza a comer tan pronto como te despiertes. Un ejemplo de una comida pequeña es la mitad de una rosca de pan de trigo integral con mantequilla de maní untada en la parte superior.

Mídete en restaurantes

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Lee el menú cuidadosamente en los restaurantes para tomar decisiones saludables. Apégate a los alimentos que estén hervidos, asados, cocidos al horno o al vapor. Evita el exceso de aderezos, quesos, salsas de crema y mantequilla.

Mastica bien

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Mastica tu comida lentamente. Apoya tu tenedor o cuchara, mastica completamente y traga antes de tomar otro bocado. Esto te impedirá que comas en exceso.

Ejercítate

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Tres días a la semana realiza un entrenamiento con intervalos de alta intensidad. Aplica esto a cualquier forma de ejercicio cardiovascular que te guste, como por ejemplo correr, spinning, subir escaleras, saltar la soga, entrenamiento elíptico o remo. Comienza tus sesiones con una entrada en calor de cinco minutos, luego alterna de una intensidad alta a una baja. Finaliza con un enfriamiento liviano de cinco minutos.

Aumenta tu resistencia

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Aumenta tu musculatura en el gimnasio. Agrega 3 libras (1.360 kgs) de músculo a tu cuerpo y tendrás el potencial para quemar 1,050 calorías adicionales por semana, de acuerdo con la Universidad de Michigan Health System. Realiza ejercicios que incluyan varias articulaciones, como el press de banca, levantamiento de pesas desde la cintura hacia arriba y hacia abajo, sentadillas y peso muerto. Este tipo de ejercicios trabajan más de un músculo a la vez y promueven su rápido aumento. Haz de tres a cinco series de 10 a 12 repeticiones tres veces por semana.

Manténte activo

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Únete a una liga deportiva recreativa en tu área para obtener más actividad en tu día. Encuentra otras maneras creativas de mover tu cuerpo con mayor frecuencia, como por ejemplo caminar alrededor de un edificio antes de entrar, mover los pies en tu escritorio, caminar en el lugar mientras estás en el teléfono y hacer ejercicios corporales con peso mientras miras la televisión.