Cómo recuperarse del agotamiento

Escrito por Robin McDaniel

Ya sea que tuviste un evento estresante o un horario laboral súper cargado, hay ocasiones en que te sientes agotado, ya sea física, mentalmente o ambos. El agotamiento generalmente provoca la inhabilidad de moverse o motivarse para realizar incluso las tareas más cotidianas. La recuperación generalmente requiere algunos pasos proactivos para ayudarte a salir del agotamiento y volver al camino de la perfecta salud.

Bebe mucha agua para ayudar a tu cuerpo a recuperarse de la sensación de agotamiento mental y físico. El cerebro puede malinterpretar señales causadas por la deshidratación como fatiga. Para mantener una hidratación adecuada, bebe al menos 64 onzas (1,8 litros) de agua a diario. Si has realizado una actividad física extenunante, puede que necesites rebalancear tus electrolitos. Las bebidas para deportistas generalmente contienen electrolitos que te ayudarán a recuperar un nivel de electrolitos saludable.

Prueba una bebida de recuperación que contenga aminoácidos. Beber 500 miligramos a 3 gramos de I-cartinina y 10 a 30 gramos de creatina ayudará a aumentar tu energía. 5 gramos de l-glutamina junto con 100 a 200 miligramos de l-tirosina son útiles para recuperarte. Los l-lisina y l-arginina ayudarán a tu cuerpo a recuperarse más rápidamente para aumentar el crecimiento muscular. Las bebidas recuperativas contienen estos aminocácidos y pueden ser encontradas en la mayoría de las tiendas de alimentos saludables.

Ejercítate para aumentar tu energía. Sciencedaily.com indica que el ejercicio ayuda a reducir el comienzo y desarrollo de condiciones como obesidad, enfermedades cardíacas y diabetes, todas las cuales contribuyen al agotamiento. Además, el ejercicio aumenta los niveles de endorfinas en la sangre, lo que incrementa la sensación de bienestar.

Consulta a un doctor y solicita que te mida los niveles hormonales. Si tienes un desbalance hormonal, este podría generarte la sensación de fatiga.

Duerme mucho. Tu cuerpo necesita tiempo para recuperarsse de actividades, enfermedad o traumas sicológicos. Trata de dormir al menos 8 a 10 horas por noche. Además, ve a dormir a la misma hora cada noche para desarrollar un patrón de sueño consistente y apaga cualquier cosa que pueda causar ruido y distracción. Mantén la habitación lo más oscura posible.