Cómo recuperarse de una protrusión discal

Escrito por Denise Stern
Protrusión discal.

La protrusión discal es una condición que define un disco dañado, debilitado o abultado. El disco es una sustancia tipo cojín que se encuentra entre muchas articulaciones en el cuerpo; las más importantes son aquellas que protegen o separan las vértebras de la columna vertebral. La recuperación de la protrusión discal aumenta la movilidad, disminuye el dolor y permite que una persona pueda disfrutar de una vida más activa.

Infórmate sobre la extensión y tipo de la protrusión. La recuperación es el resultado de varios métodos para motivar a un disco salido o herniado. El tratamiento dependerá de la extensión y el tipo de la protrusión involucrada.

Obtén terapia física. Este es uno de los primeros pasos para recuperarse de una hernia discal en la columna vertebral. En la mayoría de los casos, se recomienda a los individuos descansar en cama durante varios días para dar al disco una oportunidad de liberar la presión y el estrés en el disco lesionado.

Quédate en cama. No se sugiere sentarse o permanecer de pie en los primeros días tras una lesión o lesiones del disco o desgarros en los revestimientos de los discos, ya que puede resultar en una hernia de protrusión discal. En cambio, a los pacientes se les anima a yacer en posición supina en la cama.

Toma medicamentos antiinflamatorios o relajantes musculares recetados por tu médico para ayudar a proporcionar alivio del dolor y la inflamación. A menudo se sugieren analgésicos. Es importante seguir las indicaciones del médico sobre los medicamentos, ya que estos enfoques proporcionan descanso confortable a las personas que sufren de una protrusión discal.

Si los métodos de tratamiento no invasivos o no quirúrgicos no te han proporcionado alivio dentro de un período prolongado de tiempo, considera las opciones quirúrgicas . Sin embargo, las personas siempre deben ser conscientes de que cualquier tipo de cirugía de la columna trae riesgos adicionales.

Consejo

A menos que te lo indique tu médico, evita sentarte o caminar cuando sufras cualquier lesión en la espalda,

Advertencias

No trates de aliviarte tú solo de una lesión en la espalda. Visita a tu médico para que pueda determinar el mejor tratamiento para evitar empeorar tu condición y algún posible daño a los nervios.