Cómo recuperar mi apetito

Escrito por Tammy Dray
Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images

Muchas cosas pueden causar pérdida del apetito. Antes de hacer cualquier otra cosa, trata de averiguar por qué lo has perdido. De esa manera puedes ir directamente a la raíz del problema. Si también estás experimentando otros síntomas, tales como vómitos, pérdida de peso severa, depresión y fatiga extrema, ve a un médico inmediatamente.

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Mantén un diario de alimentos. Si tu apetito va y viene, intenta recordar y escribir lo que sucedió antes de perderlo. El estrés, la falta de sueño, la tensión o la depresión podrían conducir a la pérdida de apetito. Una vez identificada la causa, puedes trabajar en ella.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Pídele a tu médico que te realice exámenes de enfermedades hepáticas y renales, infecciones e hipotiroidismo. Si tienes una afección médica subyacente, tomar medicamentos te librará de los síntomas, incluyendo la pérdida de apetito.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Haz ejercicio todos los días. El ejercicio aumenta el apetito, especialmente si eliges actividades intensas como correr, caminar o hacer ejercicios aeróbicos. Si estás cansado o no has hecho ejercicios en mucho tiempo, comienza con una caminata de 15 minutos, y luego ve aumentando a partir de ahí.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Prueba suplementos vitamínicos. La deficiencia de ciertas vitaminas, como las vitaminas A, B1, B3, C y la biotina pueden causar la pérdida de apetito.

ITStock Free/Polka Dot/Getty Images

Limita la cantidad de líquidos que tomas. Evita las bebidas gaseosas, ya que el gas puede hacer que te sientas más lleno y que comas menos. Bebe sólo después de las comidas, no durante las mismas, para aprovechar cualquier apetencia que te haya quedado, aunque sea pequeña.

Consejo

Come cada vez que tengas hambre, no importa donde estés o qué hora sea. No esperes hasta que sea la hora del almuerzo o de la cena. Aprovecha cualquier momento que tengas antojos o hambre.

Come lo que quieras. No te obligues a comer ciertos alimentos, incluso si piensas que son la opción más saludable. En cambio, come cualquier alimento que te guste y estimule el apetito, incluso si es pizza o helado.