Cómo realizar los ejercicios de Kegel

Escrito por Aubrey Bailey
Joe Madeira/Stockbyte/Getty Images

Los ejercicios de kegel están diseñados para fortalecer los músculos del piso pélvico que sostienen el recto y la vejiga y son utilizados para realizar funciones sexuales. Los ejercicios de kegel son discretos y pueden realizarse en cualquier momento tanto las mujeres como los hombres. Estos ejercicios son beneficiosos después de dar a luz y después en la vida para tratar la incontinencia urinaria o fecal y son beneficiosos para cualquier adulto que desee mejorar su rendimiento sexual. Hay varios pasos para fortalecer tus músculos de kegel.

Vacía tu vejiga y recuéstate en una posición cómoda. Encuentra los músculos de tu piso pélvico al apretar tu recto como si estuvieras evitando soltar un gas y aprieta los músculos alrededor de tu vejiga como si estuvieras luchando contra la urgencia de orinar. Las mujeres pueden encontrar los músculos del piso pélvico adicionalmente al insertar un dedo en tu vagina y apretando alrededor de él.

Practica contraer estos músculos mientras relajas otros músculos en tus muslos, glúteos y abdomen. Esto puede requerir varios intentos para realizarlos correctamente.

Contrae los músculos de tu piso pélvico y sostenlos por cinco segundos. Continúa respirando lentamente a medida que sostienes esta contracción. Relaja y repite por 10 veces. Trabaja tres conjuntos de 10 repeticiones seguidas. Cuando hayas perfeccionado la técnica mientras estás recostado, podrás realizarlos en cualquier posición en cualquier momento.