Cómo realizar la prueba de nicotina en sangre y orina

Escrito por Nathaniel Miller
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Incluso una sola bocanada de tu vieja adicción se puede detectar ahora fácilmente con los kits de pruebas de nicotina en la sangre y en la orina. El veneno alcaloide del tabaco puede permanecer en tu cuerpo por más tiempo en condiciones como cálculos renales o fallas renales y hepáticas. Una mínima cantidad de nicotina en las pruebas de la oficina de tu médico en ocasiones puede dar lugar a nuevos medicamentos u otras recomendaciones de tratamiento.

Pincha tu dedo medio con la aguja estéril suministrada en el kit de prueba.

Coloca la muestra de sangre en la zona de prueba de la nicotina sobre la tira reactiva y espera por lo menos 30 segundos.

Lee la prueba. Si el resultado es positivo, indicará que hay nicotina en la sangre, si no se forma un color en la banda en la zona de prueba. Si es negativo, lo indicará con una banda rosa en la zona de prueba.

Orina en el recipiente de plástico transparente suministrado con el kit de prueba de orina. Captura sólo la mitad del chorro de orina.

Sumerge la tira reactiva en la orina hasta que esté completamente empapada. Espera entre 30 segundos a un minuto para que la tira cambie de color.

Interpreta los resultados de la prueba basándote en el gráfico incluido en el kit de prueba. Generalmente, si la banda no cambia de color, no hay una cantidad detectable de nicotina en la orina. Pero si resulta de color naranja oscuro, entonces sí hay nicotina.

Consejo

En comparación con la prueba de orina, la prueba de sangre da detalles más precisos del contenido de nicotina del cuerpo.

Un resultado positivo requiere una concentración en la orina o sangre de al menos 200 ng/ml del metabolito cotinina, que es lo que las tiras de ensayo analizan.