Cómo reafirmar la piel del estómago después de tener un bebé

Escrito por Contributing Writer
Después del parto, la mayoría de las mujeres experimentan algún grado de flacidez en la piel.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Durante el embarazo, la piel del estómago de una mujer se estira de manera significativa de acuerdo al tamaño de su vientre en crecimiento. Después del parto, la mayoría de las mujeres experimentan algún grado de flacidez en la piel. Con el tiempo, esta piel se reafirma en cierto grado, volviendo a su forma de antes del embarazo hasta determinado punto. Después de repetidos embarazos, se hace más difícil reafirmar la piel del estómago. Afortunadamente, hay ciertas cosas que puedes hacer para ayudar en el proceso. Aunque tal vez pudiera ser que no puedas reafirmar por completo la piel del estómago sin cirugía, puedes utilizar varios métodos de tratamiento para mejorar la situación.

Realiza ejercicio cardiovascular todos los días. El ejercicio regular aumenta la circulación, permitiendo que la sangre y los nutrientes lleguen más fácilmente a la piel. Estos nutrientes esenciales ayudan a la salud en general de la piel, ayudando a reforzar y reafirmarla. Ten por objetivo hacer por lo menos 20 minutos de caminata rápida, trotar, andar en bicicleta, nadar o hacer ejercicio vigoroso diariamente.

Realiza ejercicios abdominales. La piel del estómago aparecerá más firme si los músculos abdominales son fuertes. Que las abdominales formen parte de tu rutina diaria.

Dale masaje a tu estómago todos los días. El masaje aumenta la circulación para que tu piel pueda estar mejor alimentada. Usa movimientos circulares firmes para frotar el área diariamente durante al menos dos minutos.

Aplica cremas de colágeno en el estómago. El colágeno es una sustancia química de proteínas que ayuda a las células de la piel y a la regeneración de tejidos. Si lo usas regularmente, ayudarás a restaurar la piel floja y estirada. Puedes encontrar cremas que contienen colágeno en la mayoría de las tiendas de belleza y cosmética.

Exfolia tu estómago. La exfoliación estimula la regeneración celular de la piel, es decir, las células de la piel se producen con mayor rapidez para reemplazar a las viejas células dañadas. Usa un cepillo corporal exfoliante para exfoliar tu estómago tres veces por semana.

Acude a hacerte una abdominoplastia. Un cirujano plástico corta la piel del estómago en exceso y cose las áreas restantes de nuevo. Como con cualquier cirugía, hay riesgos significativos. Por lo general, tendrás una pequeña cicatriz después de la cirugía estética de abdomen.

Advertencias

No planees una cirugía estética de abdomen si tienes la intención de quedar embarazada otra vez: espera hasta que estés segura de que no te quieres embarazar de nuevo.