Cómo rascar debajo de un yeso

Escrito por Cindy Anderson
Siempre que tengas dudas consulta a tu médico.
Purestock/Purestock/Getty Images

Usar un yeso por una lesión puede ser un reto, especialmente cuando la piel debajo de este pica. Tu doctor probablemente te dirá que no insertes nada entre el yeso y la piel para rascarla porque corres el riesgo de lastimar tu piel (lo que puede llevar a una infección) y puedes dañar el yeso. Pero hay otras maneras de aliviar la picazón, que te tendrán a ti y a tu doctor feliz. Intenta estos métodos hasta que encuentres uno, o una combinación, que te funcione.

Maneras seguras para rascar la comezón

Usa una secadora con ajuste frío para soplar aire dentro del yeso.

Pon una bolsa de legumbres congeladas sobre el yeso. El frío detendrá la picazón. También hay productos al por menor como CastCooler y Cast Comfort Spray disponibles en Internet que aseguran que enfrían la piel y alivian la picazón.

Golpea suavemente el yeso para aliviar la picazón al crear vibración. Tal vez puedas presionar un pequeño masajeador vibrador fuera del yeso, pero pregunta a tu doctor primero ya que mucha vibración puede quebrar el yeso. (Tu doctor usa una cierra vibradora para remover los yesos).

Si la picazón es severa o interfiere con tu sueño, pregunta a tu doctor si te permite tomar Benadryl (difenhidramina) de venta libre.

Consejo

Habla con tu doctor si estás teniendo problemas de picazón debajo de tu yeso. Tal vez pueda darte otras sugerencias aparte de éstas. Ten cuidado si tu yeso es de estuco o de fibra de vidrio. Los de estuco son blancos mientras que los de fibra de vidrio vienen en una gran variedad de colores. No debes usar el método del masajeador vibrador si tienes un yeso de fibra de vidrio.

Advertencias

Usar un masajeador vibrador en fibra de vidrio puede romperlo. Tal vez escuches el consejo de meter talco para bebés en el yeso para aliviar la picazón. Verifica con tu doctor antes de hacerlo. Muchos no recomiendan esto porque el talco puede ponerse húmedo con la transpiración, acumularse e irritar la piel.