Cómo quitar y curar una uña encarnada

Escrito por Megan Richardson
None

Una uña del pie encarnada es una uña que tiene una curva a un lado y crece en el borde de la piel. A veces perforará la piel y causará una infección. Es un problema doloroso que a veces es el resultado de la herencia o trauma en el pie. En algunas situaciones, lo mejor es consultar a un médico para eliminar la uña encarnada, pero si es un problema menor, hay una forma de quitar y curarla en casa.

Llena una tina con agua tibia.

Enjuaga el pie afectado en el agua por 20 minutos dos veces al día.

Masajea el lado inflamado de tu uña, a medida que la enjuagas. Esto ayudará a aliviar la inflamación y el dolor.

Vierte el agua oxigenada en el área de la uña varias veces al día. Dado que las uñas encarnadas son propensas a las infecciones bacterianas, el agua oxigenada ayudará a desinfectar el área.

Corta un pedazo pequeño de algodón y pégalo bajo la parte enterrada de la uña. Esto ayudará a levantarla para que no esté continuamente presionando en tu piel.

Cambia el algodón cada día hasta que la uña crezca lo suficientemente larga para que puedas cortarla con un cortaúñas.

Corta la uña en una línea recta, lo cual ayudará a prevenir las uñas encarnadas en el futuro.