Cómo quitar una astilla del pie de un niño

Escrito por Melissa Morang
Evita que tu hijo se clave una astilla haciendo que sus pies estén calzados.
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Las astillas son objetos que no pertenecen al cuerpo que quedan clavadas en la piel. Una astilla puede venir de un trozo de madera, metal, vidrio o plástico inclusive. Las personas que caminan descalzas pueden estar en riesgo de clavarse una astilla. Si tu hijo tiene una astilla en el pie, no te preocupes: puedes quitársela en tu propio hogar.

Lávate las manos con agua y jabón. Deseas tener las manos limpias y libres de suciedad o bacterias.

Retira la astilla con un par de pinzas. Coloca las pinzas en la astilla que sobresale y tira suavemente de ella para quitarla.

Rompe la piel a través de una astilla incrustada. Si no hay una parte que sobresalga de la astilla para agarrarla con las pinzas, toma una aguja y esterilízala con alcohol. Limpia el pie. Frota con alcohol en la astilla con un algodón o utiliza jabón y agua. Pincha la piel con la aguja. Empuja contra la astilla con la aguja para levantarla. Utiliza las pinzas para sacar la astilla del pie.

Coloca el pie en remojo. Esto puede funcionar para astillas incrustadas profundamente que no se pueden quitar con una aguja. Vierte agua caliente en un recipiente y agrega 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Coloca el pie del niño en la solución y deja que repose durante 10 minutos. Realiza esto dos veces al día. De acuerdo con WebMD, esto puede empujar lentamente la astilla a la superficie de la piel después de un par de días.

Consejo

Lava los pies con agua y jabón y aplica alguna crema con antibióticos después de quitar la astilla.

Advertencias

Consulta a tu médico si el área se inflama. Llama a tu médico si observas que sale pus de la zona astillada. Busca ayuda médica si no puedes quitar la astilla en casa con los tratamientos anteriores. Las astillas que están clavadas profundamente pueden requerir atención médica.