¿Cómo quitar un chupetón en 5 minutos?

Escrito por Megan Smith
Jim Arbogast/Digital Vision/Getty Images

Puede que sea divertido hacer un chupetón, también conocido chupón, pero ya no lo es tanto si se lo hacen a uno mismo. Los chupetones son manchas rojas un tanto embarazosas en la piel, generalmente en el cuello, producto de succionar con la boca. Es muy común entre los novios, parejas y amantes dejar un chupetón como muestra de cariño y, en muchos casos, para "marcar territorio". Cuanto más fuerte se succione la piel o se chupe (de ahí la palabra chupetón), más rojo será el chupetón al día siguiente. Los chupetones no duelen y son inofensivos, al menos hasta que al día siguiente el jefe, los compañeros de trabajo o los padres quieran saber qué estuviste haciendo la noche anterior. Sigue estos pasos para deshacerte de los chupetones en menos de cinco minutos.

Método de la cuchara fría

Utiliza una cuchara y un cubito de hielo para enfriar el chupetón. Coge un cubito de hielo y colócalo en la cuchara. Mantén firme el cubito para que no se caiga de la cuchara.

Colocando la parte trasera de la cuchara sobre el chupetón, gírala en sentido contrario a las agujas del reloj durante 10 segundos. Después, gira la cuchara en sentido de las agujas del reloj durante 10 segundos más. La forma redonda de la cuchara debe encajar perfectamente con el chupetón y la presión fría debería eliminar la mayoría de la rojez.

Gotas para los ojos

Utiliza gotas para los ojos para que, literalmente, "se vaya la rojez". Las gotas para los ojos eliminan las venas y capilares de la superficie del ojo con lo que se produce menos irritación e hinchazón ocular. Lo bueno es que también funciona en la piel. Aplica varias gotas sobre el chupetón y deja que se asienten durante un minuto. Luego enjuaga la zona con agua fría.

Cáscara de banana

La cáscara de banana o plátano tienen propiedades refrigerantes y calmantes. Aplica un trozo de la parte interior de la cáscara de banana o plátano sobre el chupetón durante 30 minutos.

En este punto, el chupetón debería ser casi invisible. Si todavía se puede ver fácilmente, repite los Pasos del 1 al 3 hasta que el chupetón haya prácticamente desaparecido.

Aplica un poco de corrector para dar el último retoque a la piel. Aplica corrector suavemente para disimular y difuminar los restos de rojez con el resto de la piel. Continúa aplicando corrector a lo largo del día puesto que puede que se vaya yendo con el paso del tiempo.

Consejo

No hay evidencia científica o estudios médicos que prueben que estos métodos funcionan.

Advertencias

No apliques gotas para ojos en heridas o raspones. Usar hielo y metal frío sobre la piel durante un período de tiempo largo puede dañar la piel.